Un millar de enfermos con sepsis ingresaron en la UCI

T.R
-

Al año se evalúan en el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Albacete una media de 500 casos con esta dolencia

Imagen de archivo del Servicio de Medicina Intensiva, en concreto, de la UCI. - Foto: Rubén Serrallé

Entre las 10 primeras causas de defunción en el mundo, la mitad corresponden a procesos infecciosos, los cuales son potencialmente evitables si se detectan y tratan de forma temprana.
La sepsis es la primera causa de muerte por infección en el mundo, especialmente si no se reconoce y trata de forma precozmente.
Precisamente con el fin de sensibilizar y concienciar a la población sobre esta patología ayer se celebró el Día Mundial de la Sepsis, y por tal motivo el equipo de profesionales que se ocupa de esta enfermedad en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (CHUA), tanto los del Servicio de Urgencias, como los de Medicina Interna y Medicina Intensiva, habían previsto una sesión divulgativa en la carpa de Biotyc, que debido a las fuertes precipitaciones, tuvo que ser suspendida.
Fue en junio de 2016 cuando se inició el proyecto del Código Sepsis en el servicio de Urgencias del CHUA. Durante su primer año de implantación se detectaron 644 pacientes sépticos, de los cuáles el 58,3% (374) eran varones, y el 41,7% (268) mujeres, siendo la edad media de 77,3 años. De estos 644, el 12% requirió ingreso en la UCI; otro 30% ingresaron en Medicina Interna y el 28,3% restante en Geriatría. La mortalidad de los afectados durante su estancia en el centro hospitalario fue del 17%.
En los años siguientes a la implantación de este protocolo de actuación que permite el diagnóstico precoz de media han sido evaluados y atendidos con sepsis en el Complejo Hospitalario de Albacete una media de 500 pacientes.
Según informó la doctora Elena Ruiz-Escribano Taravilla, especialista de Medicina Intensiva de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete, perteneciente al Grupo Código Sepsis, «la misión de este Código es garantizar el diagnóstico y tratamiento precoz de los pacientes con diferentes grados de sospecha o confirmación de sepsis desde su llegada a Urgencias. Si fuera preciso se les proporciona a los afectados soporte asistencial preciso y hospitalización en la UCIdel Servicio de Medicina Intensiva, mediante la implementación de medidas basadas en la evidencia científica y la inclusión de los mecanismos organizativos necesarios para la implantación de este programa preventivo».
En el Servicio de Medicina Intensiva del CHUAingresaron desde el 1 de enero de 2018 hasta el pasado 31 de agosto, 1.185 pacientes, de los cuales 191 (el 16%) lo hicieron a causa de un shock séptico.
La edad media de los que ingresaron por esta causa en ese período era de 65 años con una estancia media de ingreso en la UCI de ocho días.
(Más información en edición impresa)