scorecardresearch

Crearán un grupo de trabajo para mejorar el autobús urbano

N.G.
-

El Pleno del Consistorio albacetense aprobó dos propuestas de la oposición, una que llegó de la mano del Partido Popular y otra de Unidas Podemos

El alcalde preside la sesión plenaria celebrada hoy. - Foto: Rubén Serrallé

El Ayuntamiento de Albacete celebró la sesión plenaria correspondiente al mes de febrero, que se inició con un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de la violencia de género. Se debatieron varios asuntos, entre ellos, las mociones presentadas por los grupos de la oposición, dos de las cuales se aprobaron por unanimidad. Una de ellas fue la propuesta del Partido Popular para poner en marcha el plan director del transporte urbano, que se aprobó en mayo de 2019 cuando todavía estaban en el Gobierno. Tras aceptar la enmienda del equipo de Gobierno de PSOE y Ciudadanos, concretaron que se creará un grupo de trabajo para analizar y actualizar las medidas del plan.

El concejal de Movilidad, José González, dijo que siempre ha estado encima de la mesa ese plan y, prueba de ello, es que se pondrán en marcha algunas de las acciones incluidas, como la creación de una línea circular inversa o la mejora del servicio en barrios en crecimiento. "Les puedo asegurar que el trabajo está hecho y la semana que viene nos podemos sentar para ver la propuesta del servicio técnico", indicó el edil.

Asimismo, llevarán a cabo acciones para luchar contra la exclusión financiera, tal y como pedía Unidas Podemos. La concejal de Hacienda, María José López, concretó que habrá acciones de asesoramiento y formación en materia de nuevas tecnologías y sobre el uso de la administración eléctrica, aspectos que "no pueden convertirse en un arma de doble filo y excluir a personas".

 

Reglamentos

El Pleno dio luz verde a distintos reglamentos y ordenanzas municipales, como la ordenanza de circulación de Albacete, que va a permitir al Ayuntamiento realizar una especial protección en el uso de las calles especialmente peatonales donde se podrá restringir el paso de los vehículos, la carga y descarga o la circulación de bicicletas o patines. También se dio el visto bueno al reglamento municipal regulador del servicio público del cementerio, que sustituye a una normativa "desfasada y obsoleta" y regula, entre otros, aspectos relacionados con la temporalidad o la caducidad de las concesiones.

El reglamento de funcionamiento del servicio de bibliotecas municipales y el reglamento inicial del proyecto de ordenanza de subvenciones para la promoción de la actividad económica y del empleo fueron otros de los puntos que salieron adelante, así como la adhesión a la Declaración de Valladolid, manifestando así el compromiso de la ciudad de Albacete por la economía circular.

Asimismo, se aprobó el reglamento del Consejo Social. Al respecto, el expresidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Albacete (FAVA), José Reina, que intervino en la sesión plenaria, declaró que "esperamos que el nuevo articulado del reglamento dé más participación en cantidad y calidad". Afirmó que se modifican aspectos, como que la presidencia del Consejo ya no será exclusiva del alcalde.

Por otro lado, el Pleno del Ayuntamiento de Albacete aprobó la modificación del plan parcial del sector 10, junto a la carretera de Valencia, con varios objetivos, entre los que destaca la puesta en marcha de sistemas innovadores en la gestión del agua de lluvia según las nuevas tendencias de drenaje sostenible, para lo que se corrigen algunas rasantes de las calles diseñadas.

Se rechazaron también dos mociones presentadas en la sesión plenaria, una que llegó de la mano del PP pidiendo un plan estratégico en la Institución Ferial de Albacete (IFAB) y otra de la concejal no adscrita, María Teresa García, que solicitó la ampliación y mejora del Conservatorio Profesional de Música y Danza.

 

Intervenciones ciudadanas

En cuanto a las intervenciones ciudadanas que se llevaron a cabo justo antes de iniciar el Pleno, Juan José Jávega, en nombre de Albacete por la República, preguntó por el Banco de España y demandó al Consistorio información actualizada sobre la situación del edificio y los posibles usos que están en proyecto. Aprovechó para solicitar que se pongan en marcha las obras que sean necesarias para evitar que continúe el deterioro del inmueble, se eliminen los símbolos franquistas, se divulgue la historia y se haga partícipes a los colectivos en la toma de decisiones sobre los posibles usos.

En representación de la urbanización de Los Prados, Ángel González, volvió a exigir que las obras se acaben de una vez y que los continuos problemas con los que se están encontrando se resuelvan.