El Covid no puede con Los Chorros

I.M.
-

Entre junio y agosto este paraje recibió a 34.100 personas, visitas por libre y por un recorrido circular cerrado

Nacimiento del río Mundo. - Foto: José Miguel Esparcia

Dentro de esta provincia hay numerosos sitios que son objeto de visita tanto por los habitantes del lugar como por visitantes llegados de diferentes puntos de la provincia, de la región o de otras provincias y de otras regiones. Uno de esos lugares es el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, un lugar que, el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, en su visita de la semana pasada, lo calificó como  uno de los mejores ejemplos de turismo de la naturaleza de la región,  y ya dentro de ese Parque uno de sus reclamos turísticos  son Los Chorros del Río Mundo, uno de los lugares, por otra parte, más visitados de Castilla-La Mancha  y que, además,  en época puntales a causa del deshielo, de las lluvias y el viento producen lo que se conoce como el  reventón dando lugar a unas imágenes espectaculares y que atraerán hasta el lugar a miles de personas. 
Reventones se producen varias veces a lo largo del año, en coincidencia sobre todo con el otoño, el invierno y la primavera, mientras que en verano  lo único que se ve generalmente es una pequeña hilera de agua, no obstante, pese a esta circunstancia y a que este año es diferente por la pandemia, por el coronavirus, Los Chorros no han perdido su encanto y sirva de ejemplo, que entre los meses de junio, julio y agosto ha recibido la visita de 34.100 personas, según información facilitada por la Consejería de Desarrollo Sostenible.
Este verano especial por el Covid y a su vez diferente, ha supuesto para la zona en general y en particular para  Los Chorros, para el Nacimiento del Río Mundo y  para Riópar no sólo un mes de julio espectacular sobre julio de otros años, sino también un mes de agosto todavía más repleto de gente con un trasiego continuo y eso que ha habido más de un cambio a la hora de visitar este paraje en este 2020, indica, por su parte, Cristina Muñoz de la Oficina de Turismo de Riópar.  El primer cambio es que la persona que iba a visitarlos tenía que llevar puesta obligatoriamente la mascarilla y eso, indica, Muñoz, «no todo el mundo lo entendía pues más de uno pensaba que al estar en el monte no había que llevarla y se olvidaba que el Nacimiento del Río Mundo es muy visitado y aunque ha habido podríamos decir, algún problemita, en general, el tema se ha llevado bastante bien y con total normalidad».  Y el segundo cambio es que el aforo era más limitado, empezando por el  aparcamiento  controlado que está en sus inmediaciones que vio rebajada su capacidad para que precisamente «no se juntase a la vez tanta gente viéndolos», comenta Muñoz. 
Pero además, este verano, no sólo no ha habido visitas guiadas como las que, por ejemplo, hubo el año  pasado en los meses de julio, agosto y septiembre, sino que la gente lo ha tenido que visitar por libre y  siguiendo, además, el recorrido que se había diseñado, que se había establecido tratándose de un «itinerario circular a fin de que las personas no tuviesen que cruzarse en la parte más estrecha del acceso y pudiesen  guardar la distancia de seguridad establecida, de manera que uno subía por la escalerilla de piedra y para bajar lo hacía por el camino que hay en paralelo». 
 Tanto el punto de inicio como el punto final era el aparcamiento, elevándose a 800 metros el recorrido que hay entre este lugar y la cascada, sea para subir como para luego bajar, haciendo un total de unos dos kilómetros. 
Junto a todo lo anterior cabe recordar que el mirador superior de  Los Chorros del Río Mundo  también conocido como el segundo mirador este verano continuaba cerrado al público y eso que ya se ha llevado a cabo la  mejora a su acceso, según informa la Junta, con la instalación de nuevas barandillas y otros elementos de seguridad, a fin de volverlo abrir.  

(Más información en edición impresa)