scorecardresearch

El Pleno aprueba el Plan Director de Cooperación Internacional

N.G.
-

La Corporación municipal también decide no gravar la ocupación o utilización de las obras conocidas como menores, una tasa que se estima en unos 90-100 euros

Juani García, concejal de Atención a las Personas, durante su intervención en el Pleno. - Foto: Arturo Pérez

El Ayuntamiento de Albacete dispone del primer Plan Director de Cooperación Internacional al Desarrollo para el periodo 2022-2025, que se aprobó en el Pleno de hoy, que como cada mes dio comienzo con un minuto de silencio para condenar la violencia de género. Se trata de "un plan que supone la base sobre la que construir una política consensuada en esta materia, en la que todos los agentes y vecinos se sientan llamados a participar", especificó la concejal de Atención a las Personas, Juani García, que puso en valor la labor que realizan las ONG en este sentido.

García manifestó que con este plan se sigue haciendo de Albacete "un municipio solidario y comprometido con las personas que más lo necesitan". En 1990, recordó, se inició el programa de Cooperación al Desarrollo en la capital albacetense, siendo uno de los primeros ayuntamientos que puso en marcha un plan de solidaridad.

También salió adelante la ayuda de 10.000 euros para apoyar las actuaciones humanitarias que la Fundación Unicef está llevando a cabo, con carácter de urgencia, ante la guerra contra Ucrania.

Asimismo, se dio el visto bueno a la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por licencias urbanísticas y por la prestación de servicios públicos municipales de orden urbanístico para adecuarla a la Ley de Simplificación y Medidas Administrativas de Castilla-La Mancha. La concejal de Hacienda, María José López, explicó que, con esta adaptación normativa, lo que se lleva a cabo son cambios en las denominaciones.

Además, concretó que el Ayuntamiento ha decidido "no gravar la ocupación o utilización de las obras conocidas como menores, en aras a propiciar la buena conservación del parque de viviendas y edificios de la ciudad", indicando que estiman que con esta decisión en torno a 1.300 obras menores al año no pagarán una tasa, estimada en el entorno de los 90-100 euros. "Hemos optado por no crear esta nueva tasa por ocupación, teniendo en cuenta, además, que ya pagan la correspondiente tasa por realizar la obra", dijo la edil.

Justo antes del Pleno hubo una intervención ciudadana que vino de la mano de Fernando Montero, que pidió al Ayuntamiento celeridad a la hora de conceder una licencia para instalar un ascensor en un bloque de viviendas que está catalogado por Patrimonio. El alcalde, Emilio Sáez, detalló que pedirán a Patrimonio la mayor flexibilidad para que se puedan eliminar las barreras arquitectónicas.

El Pleno continúa y, en estos momentos, se debaten las mociones presentadas por los grupos municipales de la oposición.