scorecardresearch

Más de 50.000 alumnos se formaron en el Centro de Adultos

Teresa Roldán
-

Durante el presente curso son cerca de 1.800 los estudiantes matriculados, con edades que van desde los 20 años en adelante, y una oferta académica muy amplia

Imagen de una clase del Centro de Adultos. - Foto: Arturo Pérez

La Orden de 2 de febrero de 1982 autorizaba la puesta en funcionamiento de los centros públicos de Educación Permanente de Adultos en las provincias de Albacete, Almería, Huelva, Huesca, León, Lugo, Madrid, Teruel, Toledo, Sevilla y Valladolid, dando cumplimiento así a lo dispuesto en el Real Decreto 3421/1981, de 18 de diciembre, publicado en el Boletín Oficial del Estado el 30 de enero de 1982.

En esa fecha se creó y abrió sus puertas el Centro de Educación Permanente de Adultos, como se le llamaba antes, de la capital, y coordinador del Centro Nacional de Educación Básica a Distancia, con domicilio en la calle Zapateros, 29, en la que fue su primera sede, con capacidad para 150 alumnos en presencia simultánea. De esta forma se constituía este centro, para funcionar a tiempo completo, exclusivamente para enseñanza de adultos, con organización flexible, en turnos, a cargo de seis profesores, uno de los cuales desempeñará, la dirección del centro. En paralelo nacieron también al amparo de la misma normativa los centros de adultos de Almansa y Hellín.

Desde entonces hasta ahora 40 años después han pasado por el Centro de Educación de Personas Adultas CEPA Los Llanos de la capital miles de alumnos, estiman desde el equipo de dirección, que más de 50.000, aunque no existe un registro oficial que determine la cifra exacta de personas que en algún momento de su vida se matricularon de estas enseñanzas en la edad adulta, ni tampoco de los que consiguieron su propósito con éxito y gracias a este centro educativo lograron un título académico para progresar profesionalmente o para insertarse en la sociedad.

Al centro de la capital hay adscritas, vía convenio con los ayuntamientos otras ocho aulas de adultos en varios puntos de la provincia, así como otra en la prisión.

El crecimiento de este recurso educativo a lo largo de su historia ha sido importante, tanto en dotación de espacios para impartir docencia, como en recursos humanos, de seis profesores con que el CEPA abrió su actividad lectiva en 1982 se ha pasado a 54 que es la cifra del actual curso escolar, siete de ellos a media jornada. Docentes que han accedido a este recurso como el resto de los que trabajan en otros centros educativos (colegios e institutos) vía oposición, tanto si son funcionarios como si todavía no tienen plaza fija y son interinos.

También de 150 alumnos matriculados en el primer curso se ha pasado a una cifra que en los últimos años oscila entre los 1.800 y los 2.000.

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es