La Diputación ofrece asesoría para la transición energética

A.G
-

La entidad provincial destina 64.000 euros a gestionar las solicitudes de ayudas de 18 municipios

Imagen de archivo de obras de sustitución de ventanas, solicitadas por varios municipios. - Foto: Jonathan Tajes

Pese a la paralización de los plazos administrativos, la Diputación de Albacete prosigue con el ingente trabajo que supondrá gestionar los proyectos de los municipios más pequeños para solicitar las ayudas de transición energética que la Junta anunció hace ahora algo más de un mes.
Esas subvenciones contarán con una dotación total de 6,6 millones de euros en la provincia, de los que 5,5 provendrán de fondos europeos, al estar incluidas en el Programa Operativo Feder Castilla- La Mancha 2014-2020, dentro de las denominadas Expresiones de Interés. Sumado el 20% del coste que han de aportar las entidades solicitantes, la inversión en el territorio albacetense podría situarse en torno a 6,6 millones.
Dada la inexistencia de medios suficientes en el personal de las localidades pequeñas, la Diputación se ofreció a gestionar directamente sus proyectos con el objetivo de que las ayudas lleguen a todas los rincones de la provincia sin importar el tamaño de la población, como explicó en su día el presidente, Santiago Cabañero. Sin embargo, tampoco el personal técnico de la entidad provincial es suficiente para procesar todas las iniciativas, por lo que ya se había preparado un contrato de asistencia técnica externa para los proyectos de 18 municipios, todos ellos de menos de 2.000 habitantes.
La entidad provincial preveía licitar esos servicios en un procedimiento abierto simplificado, que se ha visto alterado por la mencionada suspensión de los trámites de la administración. Por ello, La Diputación ha optado por publicar ya el anuncio en la Plataforma de Contratación del Sector Público, sin abrir aún el plazo de presentación de ofertas, para que «los licitadores interesados puedan consultar y estudiar los pliegos y documentación complementaria» y comenzar el periodo de propuestas tan pronto como sea posible.
Las empresas adjudicatarias de los tres lotes, establecidos por cercanía entre los municipios solicitantes, deberán ofrecer un servicio completo se asesoría, iniciándolo con una auditoría energética de los edificios públicos para los que se solicitan los trabajos  de mejora de la eficiencia.
Posteriormente elaborarán una memoria que justifique los beneficios que supondrá la actuación. Ésta incluirá el detalle de consumos energéticos anuales con la valoración y justificación del ahorro de energía prevista; presupuesto y estudio de rentabilidad de las mejoras propuestas; evaluación de las mejoras ambientales que supone el proyecto (descenso de emisiones de CO2); plano de detalle de la actuación, con identificación y ubicación de los edificios y una referencia a la etiqueta o etiquetas energéticas iniciales de los edificios objeto de la actuación.