«Aunque vista otra camiseta mi corazón siempre será blanco»

Juan Carrizo
-
Alba Redondo, en su despedida del Fundación Albacete. - Foto: J.C.

Alba Redondo se despidió entre lágrimas del Fundación Albacete, en lo que calificó «el peor momento de mi carrera» y aseguró que «no es un adiós, es un hasta luego»

Arropada por Víctor Varela y Carlos del Valle, Alba Redondo se despidió de la que ha sido si casa desde los seis años, debutando con el primer equipo a los 14 y siendo la mejor jugadora que ha vestido la camiseta del Fundación en Primera.

Alba intentó leer un comunicado pero la emoción la envolvió en un mar de lágrimas que le hizo entrecortar sus palabras. Dio las gracias al club, a sus compañeras, a la afición y calificó como su mejor momento «el ascenso a Primera que vivimos en el Carlos Belmonte», donde fue la autora de los dos goles que abrieron las puertas al Fundación a la máxima categoría.

No quiso desvelar su destino, aunque aseguró haber tenido varias ofertas y no estar «decepcionada» por no haber sido seleccinada finalmente por España para el Mundial que está a punto de comenzar.