scorecardresearch

El juicio a la madre acusada de asesinato será en octubre

Josechu Guillamón
-

La defensa cree que pudo cometer un delito de aborto, que conlleva una pena de multa, aunque la Fiscalía pide una pena de prisión permanente revisable por el asesinato del bebé

Imagen del abogado de la defensa, José Plaza. - Foto: José Miguel Esparcia

El juicio a la mujer para la que la Fiscalía pide prisión permanente revisable por asesinar a su bebé tras dar a luz en el baño del bar de la capital donde trabajaba, el 12 de octubre de 2020, se celebrará en octubre en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial y con jurado.

Así lo ha confirmado a La Tribuna de Albacete el abogado de la defensa, José Plaza Blázquez, que está convencido de que su cliente no es responsable de un delito de asesinato. «Yo sostengo que no hay pruebas de que el niño naciera vivo y por el principio de in dubio pro reo, no podemos suponer que naciera con vida, porque las forenses dicen que la causa de la muerte pudo ser anoxia (por asfixia) o pudo ser también por hipotermia o por exposición a la cocaína, porque el bebé tenía cocaína en el riñón y en la sangre. En ese tercer supuesto no podríamos hablar de un asesinato, porque no había un ánimo de matar. Si el niño muere por las condiciones de drogadicción de la madre, evidentemente no es un asesinato».

Además señala que no hay posibilidad de saber si el niño nació vivo. «Yo entiendo que no hay ningún signo, ni ninguna prueba de que el niño naciera vivo, por lo que yo digo que es un delito de aborto, que no conllevaría una pena de prisión, sino de multa».

Sin premeditación. En cualquier caso, el letrado sostiene que no pudo haber premeditación cuando el parto se produjo en cuestión de minutos. «Que naciera con vida o no es algo difícil de probar, porque estaba allí ella sola y tampoco era consciente muy bien de lo que pasaba. Lo que también es indudable es que pasan 11 minutos en las cámaras de seguridad del bar, desde que pone el último café, hasta que llaman al 112, con lo que no se puede hablar de premeditación, de un asesinato en el sentido de que es una mujer perversa que da muerte a su hijo. Hay una situación caótica. No hay capacidad de análisis, porque está bajo los efectos de las drogas».

De hecho, José Plaza recordaba que su cliente no fue consciente de haber dado a luz a un niño hasta pasado un mes de los hechos, cuando vio las fotos del feto, porque además ella misma desconocía que estaba embarazada. «Ella no es consciente hasta pasado un mes de que había tenido un niño, ella lo negaba, se llama amnesia disociativa (pérdida de memoria originada por un acontecimiento traumático o estresante, que produce una incapacidad para recordar información personal importante), no vive la realidad por el consumo continuado de drogas que llevaba».

Aunque pueda sorprender, el letrado afirma que el consumo de drogas puede provocar una situación de estas características. «Tengo un informe de psicólogos clínicos de Madrid que dicen que el consumo permanente de drogas y en las cantidades que ella las tomaba afecta a su capacidad de pensar y de querer y ella no vive ese episodio como un parto, ella dice que era un bulto, como una bola de pelo y hasta que vienen las fotos del Instituto Anatómico Forense de Madrid, ella no reconoce haber tenido un niño. Una vez que lo ve, ya reconoce que es un niño, pero es una situación traumática».

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es