Susana Rodríguez: "El COI ha aplicado el sentido común"

C. Guzmán
-

La árbitra albacetense deberá esperar a 2021 para hacer realidad el sueño de sus terceros Juegos Olímpicos, aunque insiste en la prioridad de erradicar la trágica pandemia del coronavirus

Imagen de Susana Rodríguez dirigiendo un partido internacional. - Foto: FIVB.

Susana Rodríguez aguarda, como el resto de los ciudadanos, que la lucha contra el Covid-19 ofrezca por fin resultados. El aplazamiento de los Juegos de Tokio ha supuesto un revés para la familia olímpica de la que forma parte, aunque todo ello queda en un segundo plano en función de la emergencia que vive el mundo entero.
El aplazamiento de los JJOO es un golpe duro.
Iremos el año que viene, pero iremos. Lo que debe primar ahora mismo son las medidas de seguridad y prevención, y este es un evento en el que se da cita mucha población entre deportistas, entrenadores, árbitros, federaciones, comités olímpicos de diferentes países y espectadores. Valoraron si era un riesgo que merecía la pena correr manteniendo las fechas o salvaguardando la salud de todos y posponerlo, y ha prevalecido el sentido común. Pero no es un palo porque en lo que estamos pensando es en nuestra salud y en que todos los participantes vayan en las mismas condiciones de preparación físico-deportivas y de salud, y si esto no se podía garantizar, la decisión era clara.
No se entiende demasiado la demora en la decisión cuando parece claro que será imposible celebrar los Juegos. Da la impresión de que el COI va por detrás de los acontecimientos.
Es tanto el esfuerzo que conlleva la preparación de los Juegos Olímpicos, en lo logístico, instalaciones, alojamientos, etc., que tomar la decisión de posponerlos no debe ser fácil, pero creo que ha pesado el sentido común y salvaguardar la salud de los participantes.
El propio Comité Olímpico Español se había quejado de que sus deportistas hubiesen ido a los Juegos sin la misma preparación que el resto por las circunstancias del país.
Dile a toda una Carolina Marín, que necesita una pista, una red y el volante, además de las horas de gimnasio, que vaya a los Juegos en esas condiciones, y así habría mil ejemplos. No tienen espacio físico para prepararse y están afectados psicológicamente por lo que está viviendo el país, una pandemia que nos está afectando a todos. Insisto en que era primordial que reinase el sentido común y que todo el mundo pueda ir en igualdad de condiciones.
Usted que conoce bien países asiáticos como Japón o China, ¿cree que se han tomado este problema con más seriedad que nosotros y son más disciplinados?
Lo son porque su cultura es así, pero también creo que no hemos sabido interpretar las señales que nos estaban enviando. China lleva tres meses luchando contra esto y nos llamaba la atención que tomase medidas extremas cuando levantaba hospitales en 10 días y mandaba a todo el mundo a su casa. Tal vez no supimos ver que eso nos venía para acá y que el asunto era de ese calibre, y también creo que debemos concienciarnos todos, quedarnos en casa en la medida de lo posible y mantener la distancia social. Ojalá sea suficiente con la ampliación del periodo de cuarentena, pero en China han estado 112 días confinados. Debemos ser conscientes de la gravedad de lo que vivimos, no pensar solamente en nosotros mismos, sino también en los vecinos y familias porque cualquiera puede ser portador. (MÁS INFORMACION EN LA EDICIÓN IMPRESA)