scorecardresearch

España coge aire

Agencias-SPC
-

La Roja pasa con nota el parón internacional y ya mira de reojo la cita mundialista de Qatar 2022

Aymeric Laporte (i) está destinado a ser una de las piezas clave en la pareja de centrales del combinado nacional en el campeonato que comienza en noviembre. - Foto: Lavandeira

Después de dos encuentros amistosos pasados con buena nota, la selección española cuenta ya las semanas para comparecer en Qatar 2022. Sobre todo cuando mañana se sorteará el cuadro de un Mundial que tendrá que esperar hasta el mes de noviembre para dar su pistoletazo de salida.

Las victorias ante Albania e Islandia han elevado la confianza del grupo, a pesar de tener claro la índole de los dos rivales a los que se han enfrentado en este parón internacional. El único gol encajado, ante los albaneses, se puede explicar como 'accidente', por lo que se puede cifrar el bagaje en un positivo siete goles a favor y casi ninguno en contra en los dos duelos disputados.

España sigue demostrando que es una clara candidata a una Copa del Mundo que tiene, por encima de los demás, dos favoritos claros: el vigente campeón, Francia, y el más laureado del torneo, Brasil. Por detrás de estos dos combinados llegan bloques potentes entre los que se encuentra el cuadro entrenado por Luis Enrique. 

Marcos Alonso (d), José Luis Gayà y Jordi Alba pugnarán por dos sitios en el once titular.Marcos Alonso (d), José Luis Gayà y Jordi Alba pugnarán por dos sitios en el once titular. - Foto: LavandeiraLa Roja se sitúa en un nivel similar a equipos otrora temibles como Alemania, Argentina, Inglaterra, Uruguay o Bélgica. Pese a no contar con un jugador indispensable que inspire temor a las defensas contrarias o una 'estrella' del panorama mundial futbolístico, el conjunto nacional presenta una gran terna de jugadores muy bien valorados, esparcidos por muchas ligas europeas y de un nivel muy a tener en cuenta.

Esta tesitura provoca que esta selección española esté cimentada sobre el poder del grupo, y el líder del mismo está en el banquillo, no en el campo. El preparador asturiano es la cabeza visible del proyecto de la RFEF y así lo entienden todos sus jugadores. El nivel del equipo en los últimos dos torneos disputados otorgan un gran crédito a su entrenador: semifinalista en la Eurocopa y finalista en la Liga de Naciones.

Una de las principales labores de Luis Enrique será elaborar la lista para la cita catarí de noviembre. El gijonés ha reconocido que para la misma dispone de una terna de entre 40 o 50 jugadores que tienen posibilidades de acudir con España al torneo de finales de año. Y no es para menos, ya que en los dos últimos duelos amistosos disputados quedó demostrado el gran fondo de armario con el que cuenta la selección, capaz de colocar un once casi totalmente distinto entre un choque y otro, solo repitiendo Morata en ataque.

Esta ventana internacional que ya ha llegado a su fin nos ha permitido observar el buen funcionamiento de jugadores quizá menos reconocidos con España como Sarabia (anotó dos goles ante Islandia), Soler o Marcos Alonso. El tema del lateral izquierdo es caso aparte. Luis Enrique tendrá que decidir entre tres jugadores de primer nivel para esa demarcación. José Luis Gayà, Jordi Alba y el propio Marcos Alonso se postulan como favoritos para repartirse dos puestos.

Para esa decisión aún queda tiempo, pero el 'Mundialito' que disputará la Roja en junio, con las cuatro jornadas de la Liga de Naciones de la UEFA, servirá como prueba importante para el Mundial.

En apenas 10 días, España se enfrentará a Portugal, República Checa, Suiza y de nuevo a los checos en casa en cuatro jornadas muy comprimidas. En esas fechas se decidirá gran parte de una lista que tendrá su confirmación en los choques de septiembre, cuando apenas quedaran dos meses para la mejor competición de fútbol.

 

Cabeza de serie

Mientras tanto, España estará en el bombo 1 del sorteo que tendrá lugar mañana y donde se establecerán los grupos del Mundial 2022.

La Roja completará un bombo formado por Qatar (como anfitrión), Bélgica, Brasil, Francia, Argentina, Inglaterra y Portugal. Ninguna de estas selecciones podrá ser rival del cuadro de Luis Enrique en la fase de grupos de la Copa del Mundo.