«Pensé en una especie de homenaje a mi generación»

A.D.
-

Luz Gabás visitará hoy la capital para presentar y firmar su última novela, El latido de la tierra. La autora de Palmeras en la nieve estará en Librería Popular, calle Octavio Cuartero número 17, a partir de las 19 horas.

Luz Gabás

¿Pensaba que Palmeras en la nieve iba a tener ese gran éxito, primero literario y luego cinematográfico?
Lo cierto es que no. No tenía ningún contacto con el mundo editorial, para mí el único objetivo era escribir la historia y que fuera publicada. La magnitud se me escapaba y sin duda, fue una gran satisfacción, ya que gracias a Palmeras en la nieve me he dedicado a escribir.
Una historia muy presente en su vida.
La novela estaba inspirada en acontecimientos que sucedieron en mi comarca pirenaica, donde habíamos crecido escuchando esas historias que conocía de cerca por mi abuelo, mi padre y un tío, era algo muy cercano. 
¿Fue complicado, después de ese gran éxito, volver con Regreso a tu piel?
No tuve el estrés de tener que buscar editora. Tenía ya la historia, una novela sobre la brujería en el siglo XVI en las montañas del Pirineo oscense, una cuestión sociopolítica, distinta o otros casos de brujería, con los Concejos, que mostraron una crueldad desconocida. 
¿Como fuego en el hielo cierra una trilogía?
Sí, en las anteriores novelas había hablado de otras generaciones, aunque en Regreso a tu piel por el contrario pensé en el tema de la muerte. En cambio Como fuego en el hielo es optimista, hablé de la vida, entendida como una pelea continua entre la pasión y la razón. Con eso terminé una especie de trilogía sentimental, en el sentido de que las tres novelas están vinculadas al entorno de las montañas del Pirineo oscense. 
¿Dónde nos lleva en El latido de la tierra?
Después de esa trilogía estaba preparando documentación para otra novela, pero en el interior había una vocecita que me decía que me tocaba hablar de lo que ha sido mi vida, pero no una autobiografía, más bien un repaso de las últimas décadas de España, que coinciden con mi generación, claro. 
Tenía varias palabras que asociaba, con los cambios y transformaciones que hemos visto. Pensé en una especie de homenaje a mi generación, a la España rural que es donde yo he vivido siempre, con una historia de amor imposible, de amistad, de transformación personal en la madurez. De todo eso nació El latido de la tierra, una mezcla de romántica, policiaca, generacional, rural; una novela muy especial, que tiene muchos lugares comunes con muchísimas personas. 
(Más información en la edición impresa)