scorecardresearch

Medicus Mundi ayuda a revisar la visión de 650 burkineses

Teresa Roldán
-

La ONG desarrolla otro proyecto en distritos sanitarios de Mali para luchar contra la desnutrición, del que se benefician 240 niños, el 95% con resultados exitosos de curación

Unos niños burkineses esperan para ser revisados de la visión. - Foto: M.M.S.

A lo largo del pasado año y durante el actual, la organización no gubernamental Medicus Mundi Sur, con sede en Albacete, ha financiado varios proyectos de cooperación, acción humanitaria y educación para el desarrollo tanto en Burkina Faso como en Mali, gracias a las ayudas públicas recibidas tanto del Ayuntamiento de Albacete como de la Junta de Comunidades.

Tradicionalmente el foco de acción de esta ONG en cooperación al desarrollo era Burkina Faso, en concreto, Houndé, donde desde el año 1994 vienen desarrollando campañas de salud ocular para prevenir la ceguera. 

Sin embargo, la difícil situación política de este país en los últimos tiempos, con el aumento del conflicto bélico, unido a la pandemia del coronavirus, ha hecho que desde Medicus Mundi, las intervenciones y la ayuda enviada a este territorio se haya centrado en la formación del personal de la zona para el desarrollo de revisiones oftalmológicas, desplazándose desde la capital hasta Houndé un especialista médico que junto a enfermeros de esta población, han permitido el desarrollo de una precampaña de salud ocular, con la revisión de 650 personas, de las que 300 han sido vistas en la consulta de Oftalmología del Hospital de Houndé y 150 han sido intervenidas, fundamentalmente de cataratas.  También se han realizado 20 charlas a grupos de 50 personas sobre la prevención de  patologías de salud ocular, con lo que la sensibilización ha llegado a 1.000 personas durante el desarrollo del proyecto, que acaba de concluir en fechas recientes, el 50% de ellas eran mujeres. 

Medicus Mundi trabajó, gracias a financiación recibida desde Albacete, en concreto del Gobierno regional, en un proyecto de salud  infantil en el distrito sanitario de Kenieba, en Mali, que ahora se ha extendido con otro similar durante este año, para su desarrollo en otra población de Mali, Bandiagara. En ambos casos lo que se persigue es luchar contra la desnutrición infantil y salvar vidas, mediante el tratamiento ambulatorio. Gracias a este proyecto 240 niños han sido tratados y el 95% se ha curado.

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete: (https://latribunadealbacete.promecal.es))