La apertura de consultorios dependerá de medios disponibles

A.G
-

Los coordinadores decidirán de acuerdo al personal activo en su área, ya que las bajas se dejan notar en los centros de referencia, como el de Madrigueras

Entrada del Centro de Salud de Madrigueras. - Foto: S. García (C.C.)

Las órdenes sobre apertura, cierre u horarios de atención de los centros médicos albacetenses han cambiado varias veces esta semana, dada la saturación que sufre el sistema por la pandemia del Covid-19 y su especial influencia en el personal sanitario. 
Según la Junta de Personal del Área de Salud de Albacete, podrían ser unos 600 profesionales de la provincia los que están en aislamiento por síntomas compatibles con el coronavirus. Esas bajas se dejan notar no sólo en la capital, sino también en el resto de municipios, lo que ha llevado a reorganizar servicios en el ámbito de la Gerencia de Atención Integrada de Albacete para que, al menos, los centros de salud de cabecera tengan los medios suficientes.
Como ejemplo, fuentes de Madrigueras indicaron a La Tribuna que el centro de salud de ese municipio contaba en los últimos días con cuatro profesionales, la mitad de su plantilla habitual, uno de los motivos por los que las autoridades sanitarias llamaron a que los centros rurales atendiesen sólo urgencias y consultas telefónicas.
Ante esa situación, a comienzos de semana se ordenó el cierre temporal de todos los consultorios locales del área de Albacete, pasando a centralizarse la atención en los 14 centros de referencia de sus zonas básicas de salud (11 de la provincia de Albacete y tres de Cuenca). Sin embargo, la evolución de los medios disponibles llevó a que se comunicase, durante el martes y el miércoles, el permiso para abrir decenas de esos consultorios.
De esa forma, los recursos médicos de las zonas de Alcaraz y Balazote podrán abrir de momento, y hasta nueva orden, con los horarios que estimen los coordinadores de esas áreas. Así lo explicaba también la alcaldesa de Casas de Lázaro, María Eugenia Cuartero, en un comunicado a sus vecinos, que detallaba que «se permite que, según la disponibilidad de recursos de personal en cada centro de salud, se valore la posibilidad de mantener los consultorios abiertos donde se considere conveniente, con las limitaciones horarias que en cada centro estimen».
Instrucciones similares se siguen en el resto de zonas básicas de la Gerencia (además de las mencionadas, Alcadozo, Bogarra, Casas de Juan Núñez, Casas Ibáñez, Chinchilla de Montearagón, La Roda, Madrigueras, Tarazona de la Mancha, Villamalea, Casasimarro, Iniesta y Quintanar del Rey).