scorecardresearch

El PSOE cree que la credibilidad de Cospedal está «por los suelos»

S. GALA
-

La oposición considera que el caso Bárcenas lleva a la presidenta «más debilitada» al Debate de la Región

El PSOE cree que la credibilidad de Cospedal está «por los suelos» - Foto: Víctor Ballesteros

A vueltas con el caso Bárcenas. A la luz de los SMS que publicó ayer el diario El Mundo, que implican a la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, el Partido Socialista de esta región aseguraba ayer que «Cospedal está en un situación auténticamente insostenible». A sólo unos días del Debate del Estado de la Región, la diputada del PSOE en las Cortes, Blanca Fernández, dibujaba ayer un panorama nada halagüeño para el PPdebido a estas últimas informaciones sobre el extesorero Luis Bárcenas.

Y es que los socialistas consideran que los mensajes de texto publicados ponen a las claras que María Dolores Cospedal «ha mentido» a la opinión pública y también a la Justicia, puesto que era conocedora de la indemnización que se estaba pactando para el extesorero, en cuyo asunto estaba participando activamente.

En este sentido, el PSOE insiste en que es «intolerable» que el destino de esta región esté gobernado por una presidenta y secretaria de su partido que está inmersa en este turbulento caso. «Ha hecho de la mentira su manera de sobrevivir en política», manifestó Fernández, para añadir a continuación que ya nadie puede creerse cualquier declaración que realice Cospedal porque «su credibilidad está por los suelos y se lo ha ganado a pulso».

La diputada socialista se remontó al 25 de febrero para recordar una de las declaraciones de Cospedal en relación al caso Bárcenas, cuando habló de la ya famosa indemnización «en diferido» y aseguró que Bárcenas ya no estaba en el Partido Popular. Sin embargo, Blanca Fernández recordó también que posteriormente se demostró que el extesorero seguía manteniendo coche, chófer, secretaria y despacho, por lo que el PP había «mentido» con respecto a este asunto.

«Ya era grave como para haber dimitido», dijo la diputada del PSOE, pero la situación se agravó aún más, a juicio de los socialistas, cuando delante del juez Ruz intentó «echarle el mochuelo» al presidente del Gobierno y presidente de su partido, Mariano Rajoy, sobre el pacto para la indemnización de Bárcenas.

No obstante, vistas las últimas informaciones, el PSOE está convencido de que Cospedal estaba siendo «partícipe» de esas negociaciones para pactar la indemnización que se iba a destinar a Luis Bárcenas y, por tanto, mintió a la opinión pública y también a la Justicia, reiteró.

Ante todo esto, lo que se preguntan desde el partido de la oposición es si el hecho de mantenerle coche, chófer, despacho y secretaria, además de contrato y pactar una indemnización, no era si no para «comprar el favor de un delincuente -como así lo califica el propio Partido Popular- y por ende su silencio».

Además, los socialistas también se preguntan si Cospedal está «capitaneando» en el PP una operación de borrado de huellas (en clara alusión a la destrucción de los discos duro del ordenador del extesorero), ya que en su día dijo que había personas que habían dejado huellas en el partido que había que borrar. «Da toda la sensación», manifestó Blanca Fernández, puesto que ha actuado «con la mentira por bandera».

debate. Por las «mentiras» sobre el caso Bárcenas, por haber traspasado las líneas rojas de la educación y la sanidad y por haber mentido en su campaña electoral ofreciendo empleo, el PSOE en Castilla-La Mancha considera que la presidenta afronta el Debate del Estado de la Región «más debilitada que nunca por su propia actuación política», preguntándose además si «seguirá mintiendo» en esta importante cita en las Cortes de Castilla-La Mancha.

La oposición, por su parte, confirma que no dejará a un lado el asunto del caso Bárcenas durante su intervención en el Debate, porque cree que es un tema que no se puede desvincular de la acción política deCospedal. Asimismo, asegura que no dejarán de pedir explicaciones pese a que la Mesa de las Cortes no haya aceptado en su día la petición de comparecencia ni tampoco preguntas orales sobre los 200.000 euros de la presunta comisión por la adjudicación de un contrato en Toledo.