scorecardresearch

Aprueban una subvención de 5.000 euros a Cruz Roja de Tobarra

G. González
-

Los concejales, que votaron de manera nominativa, no aceptaron las enmiendas relativas al incumplimiento de los plazos ni la que argumentaba que no se ajustaba a los trámites legales

Sesión plenaria de carácter ordinario - Foto: G. González

El pleno del Ayuntamiento de Tobarra, que contó con la ausencia de dos concejales por distintos motivos (el portavoz de Cs, Antonio Andrés Moreno; y el concejal de la PCdT, Manuel Escobar), aprobó la concesión de una subvención de 5.000 euros a la asamblea local de Cruz Roja, tras la rebaja de los salarios que percibían los concejales socialistas liberados, admitiendo una enmienda a la aprobación inicial del presupuesto de 2022. Y es que el pleno debatió las enmiendas presentadas, no aceptando las relativas al incumplimiento de plazos ni la que argumentaba que el mismo «no se ajusta a los trámites establecidos en la ley, porque el expediente contiene los informes preceptivos y los anexos», y se aceptó la inclusión en las cuentas de una rebaja de 5.000 euros en la partida destinada a «Órganos de gobierno y personal directivo, para destinarla a subvencionar a la asamblea local de Cruz Roja». En el turno de intervenciones, la portavoz del Partido Popular, Teresa Sanz, se quejó de que el dictamen no contemplara que el dinero sobrante de los sueldos que dejarán de percibir los concejales liberados se destine a incrementar el horario de los trabajadores que lo tengan reducido y criticó a la alcaldesa «por el circo que se montó en el pleno de presupuestos para venir ahora y admitir las enmiendas».

«¿Quiere irse?. Preguntó la edil del PP que si es que la alcaldesa lo que quería «era que presentásemos la moción de censura e irse o explique por qué antes no se podía subvencionar a Cruz Roja y ahora sí». Sara Puche, de la Plataforma Ciudadana de Tobarra (PCdT) suscribió algunos de los argumentos de la portavoz del PP y también dijo que no entendía la razón «del paripé de los presupuestos, que se podía haber evitado, y el retraso, simplemente con que hubiesen aceptado las enmiendas que ahora se aceptan». Por su parte, Rafael Martínez, de Vox, explicó que «como siempre intervengo el último, me quedo sin argumentos porque ya los han dado mis compañeros, y en este caso es así, por eso me sumo a sus palabras y no digo nada más para no perder más tiempo». Con la abstención de los tres concejales del PP, se aprobó el incremento de la jornada laboral de las trabajadoras del Centro de Atención a la Infancia (CAI). Teresa Parras alegó que su grupo estaba «de acuerdo con el aumento de la jornada a estas trabajadoras, pero hay otras con jornada reducida y no queremos ser mal pensados y creer que la alcaldesa tiene algún tipo de animadversión hacia algún trabajador que incluso ha ido al juzgado y ha ganado. Y lo que está claro es que no nos fiamos del equipo de gobierno que no cumple ni siquiera con algún acuerdo aprobado en los plenos». Sara Puche se mostró «totalmente a favor de la ampliación de la jornada laboral de estas trabajadoras y espero que antes de fin de año se pueda ampliar la del resto del personal que tiene jornada reducida». Esperanza Martínez, concejal de Hacienda y portavoz del equipo de gobierno, dijo que su intención era «la de ampliar la jornada a todos los trabajadores, pero es preciso recordar que tenemos un Plan de Ajuste que aprobamos todos y tenemos que cumplirlo porque nos obliga la ley». La alcaldesa, Amparo Ballesteros, intervino para decirle a la portavoz del PP, que entendía «que no se fíe de nosotros, porque yo tampoco me fío de usted».

Más información en la edición impresa

ARCHIVADO EN: Tobarra, Subvenciones