La Junta trata a un centenar de víctimas de abuso sexual

T.R
-

En seis años se duplicó la población infantil atendida con este programa en Castilla-La Mancha

Imagen de archivos de dos menores durante una intervención grupal. - Foto: David Perez

Cerca de un centenar de menores víctimas de abusos sexuales fueron atendidos por el equipo de profesionales -psicólogos y abogados- del programa Revelas-M en la provincia de Albacete, una iniciativa que desarrolla en toda la comunidad autónoma desde el 2010, a través de la Consejería de Bienestar Social.  De ellos, 56 fueron nuevas altas de menores que iniciaron su intervención en 2018 y el resto casos de seguimiento de años anteriores.
El coordinador de este programa, Antonio Miguel Fernández Barba, psicólogo de profesión, así lo expuso ayer en el marco de las  XXIIIJornadas sobre el Síndrome Depresivo que ha organizado Lassus en la capital, donde habló de la depresión en las víctimas de violencia sexual infantil.
Teniendo en cuenta que en nuestro país cada tres horas se denuncia un abuso sexual a un menor, pero el 70% no llega a los tribunales, intervenir con los menores víctimas de estas agresiones con equipos multidisciplinares, como los cinco que funcionan en la comunidad autónoma es primordial para intentar acabar o reducir esta importante lacra, y las secuelas que de por vida generan estas situaciones de abuso sexual entre los niños y adolescentes que las padecen.
En toda la comunidad autónoma el programa Revela-M creció de manera exponencial en los últimos años, tanto que ha duplicado el número de menores con los que interviene, de los 234 atendidos en 2012 a los 428 de 2018, tendencia de crecimiento que es similar en cada una de las cinco provincias castellano-manchegas. La mayoría de los afectados que ingresan en este programa son chicas, «puesto que los abusos a varones están enmascarados», indicó el coordinador de Revelas-M.
(Más información en edición impresa)