El nuevo edificio judicial, aún sin fecha

M.O
-

Vicente Rouco, presidente del TSJ, dijo que "nuestra petición es que se acelere todo eso en la medida posible"

El nuevo edificio judicial, aún sin fecha - Foto: Rubén Serrallé

Mejorar en la senda de la digitalización de la justicia es uno de los retos que Vicente Rouco citó en el balance de ayer, aunque dijo que se han hecho importantes avances, como «el escritorio integrado de las diferentes aplicaciones de visor y portafirmas de resoluciones». Ha sido este un aspecto «importantísimo» ya en 2020 «para poder realizar actuaciones judiciales telemáticas en un contexto grave de pandemia y por razones de seguridad sanitaria», dice la memoria, y también lo comentaba el presidente del TSJ, que decía que con esta situación sobrevenida se hecho «de la necesidad virtud». El reto de la digitalización es uno, y otro es el de contar cuanto antes con los nuevos edificios judiciales, el de Guadalajara, por un lado, y la Ciudad de la Justicia de Albacete, por otro. «Sería deseable 
que entrara en funcionamiento lo antes posible, teniendo en cuenta
además la situación generada por el Covid-19», dice la memoria. De hecho dice la memoria que se propuso al Ministerio la entrada en funcionamiento de los nuevos edificios judiciales de Albacete y Guadalajara antes de que empiece a funcionar el modelo de la Nueva Oficina Judicial, «al menos en un primer momento», y la propuesta se ha aceptado.  Pese a ello, Vicente Rouco aseguraba que no hay una fecha prevista para que el edificio judicial del Giner de los Ríos abra sus puertas: «No existen pero sí hay avances importantes; hemos ultimado las fórmulas organizativas, porque eran necesarias algunas adaptaciones, en Albacete mínimas, en Guadalajara se están haciendo». No es lo único que falta, porque cambiar los órganos judiciales a su nuevo destino no es algo de un día. El presidente del TSJ dijo que faltan también «algunos trámites administrativos de tipo licencias, y dada la complejidad del traslado hay que llevar a cabo una serie de contratos, hay que cuantificarlos y hacer el procedimiento de adjudicación de esos contratos». Todo ese proceso «es lo que nos hace ser cautos, porque tampoco nos dan fechas concretas; nuestra petición es que se acelere todo eso en la medida posible y podamos ocuparlos antes de fin de año, y si no a principios de año».

TODA LA INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA