scorecardresearch

La unanimidad vuelve a las Cortes con la Ley LGTBI

L.G.E.
-

El PSOE ha aceptado la mayoría de las enmiendas presentadas por PP y Ciudadanos (algunas de ellas con una redacción modificada) y a cambio la oposición ha retirado las que se podían quedar fuera del acuerdo

La presidenta de la Comisión, las portavoces de los tres partidos y el letrado de las Cortes en las últimas conversaciones para el acuerdo. - Foto: Javier Pozo

Después de una racha complicada en las Cortes con la Ley de Cámara de Cuentas, los Presupuestos, la de Medidas Tributarias o la de Aguas... la unanimidad va a regresar al Parlamento. Lo hará con la Ley LGTBI. La Comisión que se ha celebrado esta mañana para debatir y votar las enmiendas que han presentado PP y Ciudadanos ha dejado a las claras que habrá acuerdo. De hecho, hubo poco debate esta mañana porque ya lo ha habido en días anteriores y los partidos han llegado con los deberes hechos.

El PSOE, que es quien tiene mayoría absoluta, ha aceptado casi todas las propuestas de Ciudadanos y PP, aunque muchas de ellas con una redacción modificada. A cambio, la oposición ha retirado las enmiendas que podían quedar fuera del acuerdo.

En concreto, de las 26 enmiendas de Ciudadanos, el PSOE ha aceptado cinco, ha transado 18 (es decir, las acepta pero con un texto modificado) y Ciudadanos ha retirado tres. De las 48 enmiendas del PP, el PSOE ha aceptado 26, ha transado 13 y los populares han retirado nueve. 

"Está siendo una mañana agradable y dulce en la tramitación de enmiendas de una ley", confesó la portavoz socialista en la Comisión, Rosario García Saco, "estamos viendo que la política útil existe". Destacó que una ley de estas características necesitaba de consenso y añade que ha sido muy participada por los colectivos implicados. Agradeció que la oposición haya querido llegar a este acuerdo. "Ha sido muy reconfortante poder llamar y levantar el teléfono y encontrar al otro lado una persona con ganas de entender y llegar a acuerdos", reconoció.

La portavoz del PP, Gema Guerrero, reconoció que el Gobierno regional ha contado con su partido para esta ley desde el primer momento, en el inicio de la redacción del texto. "Desde el Grupo Parlamentario Popular hemos sido llamados a la Consejería para la redacción de esta ley antes de que llegara a las Cortes", expuso, "es algo que agradecemos y solicitamos con otras leyes". Guerrero cree que esa voluntad de llegar a acuerdos se echa en falta por parte del Gobierno en otras iniciativas: "Mejor nos hubiera ido si con otras leyes nos hubiesen llamado desde el inicio".

La portavoz de Ciudadanos, Elena Jaime, también quiso resaltar que "ha habido y se ha demostrado capacidad de diálogo que nos ha llevado a un acuerdo que creo que beneficia al colectivo LGTBI y en general a la sociedad". Avisó de que en los últimos tiempos "vemos que algunos grupos muy reducidos pueden atacar a este colectivo". Por eso incide en la importancia de la educación "para la no estigmatización".

Muchas de las enmiendas aprobadas hoy tienen carácter lingüístico o sintáctico y no cambian el fondo de la ley. El PP ha conseguido que se incluya que el informe trianual que se realice sobre el alcance de esta ley también se remita a las Cortes. Ciudadanos ha logrado acortar el plazo para tener listo el Plan Estratégico de Políticas Públicas LGTBI para la coordinación y atención de la diversidad sexual en Castilla-La Mancha, pues debe aprobarse en un año en lugar de en dos.

Tras las votaciones, la presidenta de la Mesa, Marisa Sánchez, les dio las "gracias de corazón" a los diputados de los tres partidos. 

ARCHIVADO EN: Ciudadanos, PSOE, PP