Días de Pascua sin vacaciones agravarán la crisis

I.M.
-

Comarcas albacetenses como la Sierra del Segura y La Manchuela han pasado del lleno total al cero absoluto, mientras siguen cerrados bares, restaurantes y comercios

Nacimiento del río Mundo, en una imagen de archivo. - Foto: José Miguel Esparcia

Después de unos meses flojos, en opinión de David Jiménez, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Albacete, la Semana Santa «era una de las primeras fechas que los hosteleros esperábamos con alegría para luego empezar el verano con San Juan, bajar un poco la actividad y volver a subirla y de forma considerable en Feria, sin duda, los días estrellas para nosotros», y de hecho, las previsiones que se estaban barajando desde la citada Apeht es que la de este año fuese como la pasada y en la que, además, recuerda Jiménez, tuvieron lugar las segundas jornadas gastronómicas de Semana Santa en colaboración con el Ayuntamiento, la Junta de Cofradías y la Denominación de Origen La Mancha, con la participación de 17 establecimientos que ofrecían la gastronomía tradicional de estas fechas en menús de 20 ó 30 euros.
«Aunque tras las crisis se controla mucho el consumo, las salidas, hay que decir que la gastronomía, la hostelería de Albacete no sólo es más o menos barata con muy buenos precios, sino que cada vez tienen más público. Hoy por hoy, hay mucha incertidumbre entre mis compañeros sobre lo que va a pasar. Los hay con uno, dos o varios trabajadores pero también hay mucho negocio familiar que vive de su bar y que sin ingresos lo están pasando francamente mal», dice Jiménez, para añadir que la Asociación cuenta con 1.000 socios, que el margen de beneficios que tiene la hostelería no es alto, así como que han sido los primeros en cerrar y en quedarse en sus casas «con una mano delante y otra detrás y quizás, quien sabe, igual somos los últimos en abrir y con muchas restricciones de aforo y de público en nuestros locales».
Todo ello, además, «después de haber estado semanas y semanas registrando un 100% de pérdidas con un cese prácticamente total de nuestra actividad y con todos nuestros negocios cerrados salvo aquellos que se han dejado de guardia como servicios mínimos para hospedar a sanitarios, transportistas o acompañantes de algún enfermo», concluye. 
turismo. No obstante, no sólo los bares y restaurantes están cerrados también lo están los establecimientos hosteleros y los comercios. En lo que son los establecimientos hosteleros señalar que desde que arrancó el año y hasta finales de febrero, Albacete había experimentando a nivel regional tanto un incremento en sus viajeros como en sus pernoctaciones sobre el 2019, según el Instituto Nacional de Estadística. No obstante, este inicio esperanzador se vería parado con la llegada de una crisis sanitaria al mes siguiente.
Hasta el pasado 14 de marzo, fecha de declaración del estado de alarma, sea en la Sierra del Segura como en La Manchuela, dos de las comarcas más turísticas de la provincia, se rozaba el 100% de ocupación. Sin embargo, a partir de ese día se ha ido registrando tal goteo de anulaciones de reservas que hoy por hoy no queda ninguna, informan José Ángel Martínez de la Asociación de Turismo de la Sierra del Segura y Diosdado Cuesta de la Asociación de Turismo Rural de La Manchuela.

(Más información en edición impresa)