scorecardresearch

La siniestralidad laboral batió en 2021 un nuevo récord

Ana Martínez
-

Por primera vez se superaron los 4.800 accidentes durante la jornada de trabajo, de los cuales seis fueron mortales

Imagen de un trabajador del sector de la industria. - Foto: Luis López Araico

La siniestralidad laboral de la provincia de Albacete cerró 2021 batiendo el récord de accidentes durante la jornada de trabajo de la última década. Por primera vez se superaron los 4.800 accidentes de trabajo con baja, tanto durante la jornada laboral como in itinere, lo que representa el mayor número de los últimos 10 años, una década también identificada con un aumento anual progresivo de los accidentes laborales.

A lo largo del pasado ejercicio, año en el que el Covid todavía protagonizó varias olas de contagios y diferentes y esporádicas restricciones en determinados sectores económicos, especialmente la hostelería, la siniestralidad laboral se cerró con 4.821 accidentes registrados ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y que supusieron la petición de baja en el puesto de trabajo. Se trata de un incremento del 12,3% si se compara con el año 2020, si bien cabe tener en cuenta que en este periodo hubo, al menos, entre dos y tres meses de confinamiento, Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que apartó a la población ocupada de sus puestos de trabajo, así como restricciones motivadas por la pandemia, una inactividad que tampoco redujo en exceso los accidentes en el ámbito laboral, que se quedaron en 4.224. 

Por tanto, lo adecuado sería comparar la cifra anual de siniestros vinculados al mercado de trabajo con los años de la prepandemia, el más cercano 2019, en el que se produjeron 4.797 accidentes con baja laboral, es decir, un 0,5% menos que en 2021. Revisando los percances contabilizados en la Seguridad Social y que causaron incapacidad para trabajar, bien temporal, bien indefinida, desde el año 2012, se concluye que 2021 ha batido récord en cuanto a siniestralidad en el ámbito de la ocupación y, además, se detecta que cada año ha ido aumentando el número de accidentes de trabajo hasta alcanzar los mencionados 4.821 del año pasado.

Lo que no ha cambiado nada en esta última década, o al menos que se haya producido un cambio radical, son dónde se producen estos accidentes: durante 2021, el 92% de los siniestros laborales se produjeron en jornada, es decir, en el desempeño de las labores, mientras que el ocho por ciento restante se registraron in itinere, durante el desplazamiento del trabajador desde su domicilio a su puesto de trabajo o mientras sufre un accidente de circulación durante el ejercicio de su ocupación.

De los 4.425 accidentes que se produjeron en jornada, el 99% fueron diagnosticados como leve, 35 se consideraron graves y se produjeron seis muertes durante la jornada laboral, una siniestralidad que, curiosamente, sí que baja con respecto a los dos ejercicios anteriores, en los que se registraron ocho accidentes mortales en 2020 y 11 en 2019.

De los 396 accidentes in itinere, un ocho por ciento menos que en 2019, 391 también fueron leves y los cinco restantes graves, no habiéndose registrado en este epígrafe algún accidente mortal.

Las estadísticas del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social también distinguen entre la siniestralidad que se produce entre los asalariados y entre los trabajadores por cuenta propia, los autónomos. De los 4.821 accidentes del pasado año, 4.370 se produjeron sobre la masa de empleados por cuenta ajena, lo que supone nueve de cada 10. En este grupo, 30 siniestros fueron graves para las personas que los sufrieron y cuatro supusieron el fallecimiento de los trabajadores. En el caso de estar in itinere, 383 asalariados sufrieron algún tipo de accidente en los desplazamientos, de los cuales cinco resultaron con heridas de gravedad.

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)