Celebran la Jornada Mundial de los Pobres

MCS
-

La Iglesia se acerca en esta celebración, cuyo lema es 'Tiende tu mano al pobre', a la laborque varias entidades y ONG llevan a cabo en Albacete con los más necesitados

Imagen de archivo de una persona que pide ayuda en la calle. - Foto: Rubén Serrallé

Estos momentos que estamos viviendo nos sentimos más débiles. La pérdida de trabajo, el no poder estar cerca de nuestros seres queridos o el aislamiento nos han enfrentado al miedo, al dolor y a la incertidumbre. Pero estas heridas, graves para toda la sociedad, son infinitamente más profundas para las personas con las que Cáritas trabaja y comparte. Este tiempo de desolación a causa de los efectos que está teniendo en todo el mundo la Covid-19, ha agravado la situación de muchas de las personas que ya acudían a Cáritas, pero la institución alerta también del incremento de las situaciones de necesidad que esta crisis ha provocado en personas que hasta ahora no habían necesitado de ayuda. 
Y es que una de cada tres personas atendida por Cáritas Diocesana Albacete es nueva o hacía más de un año que no acudía a pedir ayuda. Personas inmigrantes recién llegadas, a las que esta situación de paralización económica y social les pillaba sin haber sido capaces de asentarse todavía; pequeños autónomos, vendedores ambulantes, trabajadoras de hogar que habitualmente tenían ingresos, aunque insuficientes como para generar ahorros, y otras afectadas por ERTE que habían sufrido retraso en los cobros, han necesitado del apoyo y acompañamiento de Cáritas por primera vez.
 Antes de la pandemia, y a pesar de la recuperación del empleo, la pobreza severa no había parado de aumentar, y hoy, tras estos meses de incertidumbre, el panorama es desolador: tres de cada 10 personas en exclusión grave carecen de cualquier tipo de ingreso, y además, solo uno de cada cuatro hogares en exclusión grave se puede sostener del empleo.
Cáritas alerta de que la crisis sanitaria y social causada por el coronavirus ha provocado el aumento de la presencia de personas sin hogar en los recursos de la Confederación de toda España y ha incrementado la necesidad de plazas en un 25%. 
A día de hoy, la mitad de los hogares en situación de grave precariedad no pueden hacer frente a los pagos de hipoteca o alquiler de la vivienda y tampoco disponen de dinero suficiente para pagar gastos de suministros. Cáritas también está ayudando a familias con la compra de alimentos, productos de higiene o limpieza a los que no son capaces de hacer frente. Además, el hecho de no pertenecer a la comunidad virtual está minando la igualdad de oportunidades, sobre todo en la infancia. En este sentido, Cáritas trabaja sin descanso con estos menores y con sus familias, y es que otra de las graves secuelas de esta crisis es la disminución del rendimiento escolar de muchos niños que no pueden acceder al ritmo marcado, y que ocasiona que se estén quedando atrás en el ámbito escolar.
Tan sólo el 15 por ciento de las personas atendidas por Cáritas Diocesana de Albacete que han solicitado el Ingreso Mínimo Vital, ha recibido una respuesta favorable, y medidas como la paralización del ingreso Mínimo de Solidaridad desde el mes de abril también dejan fuera de todo recurso a muchas familias.  En estos meses Cáritas Diocesana de Albacete ha multiplicado por 2,3 el número de personas atendidas, y por seis el de recursos invertidos. Este hecho confirma que, una vez más, esta crisis, como las anteriores, no ha sido igual para todos. Las personas más pobres y frágiles han visto como de manera rápida e intensa se han empeorado sus condiciones de vida, y cómo en la mayoría de los casos se han hundido al perder el empleo y los escasos ingresos que percibían. 
manos unidas. Manos Unidas de Albacete, por su parte, junto a las 72 Delegaciones existentes en toda España, trabaja todos los días para erradicar dicha pobreza mediante campañas que pretenden llamar la atención de los medios de comunicación y los Gobiernos para dar a conocer problemas sin resolver que precisan la puesta en marcha de medidas políticas concretas.
Este año, 2020 desde Manos Unidas se denuncia la indiferencia internacional ante la dramática realidad que viven 1.300 millones de personas afectadas por la pobreza multidimensional, al margen de que la pandemia ha puesto al descubierto otras pandemias: violencia contra la mujer, guerras, sequías, cambio climático, migrantes, etcétera.  
Así, explica Celia Monteagudo, la delegación de Manos Unidas de Albacete, incluidas sus comarcales, ha colaborado con la campaña de emergencia sanitaria lanzada desde los servicios centrales, de la que han recibido ayuda humanitaria 1,2 millones de personas de 33 países de África, Asia y América, y se han aprobado 129 proyectos de ayuda humanitaria por el valor de 3,2 millones de euros. A nivel de delegación, se ha realizado también un té solidario virtual, se ha enviado material a los centros educativos,  se ha lanzado el XII Festival de Clipmetrajes, bajo el lema ¡Combate el virus de la desigualdad! , y se está animando a la sociedad a participar en la campaña, Tus pesetas pueden salvar vidas. 
Junto a los anteriores desde hace años en Justicia y Paz Albacete se trabaja, comenta Cati Villena, con la población migrante en dos líneas: denunciar la situación de vulnerabilidad e indefensión en que se encuentran al llegar uniéndonos a iniciativas tanto eclesiales como civiles como ‘Bienvenidos Refugiados’, ‘Pasaje Seguro’ o al mismo Secretariado de Migraciones;  y tratar de facilitar su estancia en la ciudad proporcionando recursos como la gestión el centro ‘El Pasico’ en su momento; mediar en el alquiler de pisos, o la creación y gestión de la lavandería solidaria para inmigrantes y personas sin hogar donde además de lavar ropa se realiza un trabajo de mediación de recursos varios.
«Nuestro sueño es conseguir un centro integral de acogida a personas sin hogar desde donde dar una respuesta a sus necesidades», concluye Villena.
Por último, indicar que el área de pastoral de Caridad y Promoción Social propone a toda la Diócesis, para el día de hoy, un gesto de ternura, compasión y solidaridad, en consonancia con el lema de la jornada mundial que se celebra, enviando  una foto o un breve vídeo al whatsapp 967214478 o al correo electrónico mcs@diocesisalbacete.org.