scorecardresearch

El número de defunciones de 2022 crece casi un 20% en un año

Ana Martínez
-

Entre enero y julio se registraron 2.599 fallecimientos en la provincia, la segunda mayor cifra del último lustro y que afecta sobre todo a los mayores de 70 años

Almacén de una funeraria ubicada en la capital albacetense. - Foto: Rubén Serrallé

El año 2022 está siendo más mortal que 2021, a pesar de que en este se sucedieron diferentes olas de Covid y se mantuvieron determinadas restricciones para reducir y evitar los contagios. Pues bien, entre enero y julio del año en curso, el número de defunciones en la provincia de Albacete ha aumentado un 19% con respecto al mismo periodo de 2021, se muere más gente, concretamente 414 personas más de un año a otro. El Instituto Nacional de Estadística ha publicado las defunciones registradas en la semana 30 del año, que corresponde del 25 al 31 de julio, y que arroja un acumulado desde el 1 de enero de 2.599 fallecimientos, un 16% más que en el año 2019, previo a la pandemia, cuando en los siete primeros meses del año habían muerto 2.244 personas en esta provincia.

Eso sí, los decesos de los primeros siete meses del año 2020 baten récords en esta provincia, como consecuencia de la pandemia por Covid, periodo en el que se despidió a 3.250 vecinos albacetenses, lo que representa un 25% más que en la misma horquilla de tiempo que en 2022.

Lo que no ha cambiado en los últimos años ha sido la influencia de la edad en estas defunciones, de forma que el 83% de las muertes se registran en personas mayores de 70 años, tanto en 2021 como en 2022. No obstante, el número de residentes fallecidos en la provincia de Albacete con 90 años o más en lo que va de año es el que más aumentado en términos interanuales, nada más y nada menos que un 20%. En el conjunto de los fallecimientos, los mayores de 90 años representan el 28%. No es de extrañar que el grupo de edad justamente anterior, el de 85 a 89 años, sea el siguiente en cifras absolutas, con 629 decesos anotados en el Registro Civil de la provincia entre enero y julio de 2022, un 24% del total.

Natalidad. Que la población envejece conforme pasan los años no es ninguna novedad. El problema es que lo está haciendo a marchas forzadas y ya empieza a ser preocupante y peligroso el saldo vegetativo negativo, dado que se ha agravado en los últimos años ante la caída de la natalidad.

Bien es cierto que la provincia de Albacete se encuentra entre las pocas españolas que ha recuperado levemente la natalidad durante el primer semestre de 2022, periodo en el que ha acumulado 1.320 nacimientos, un 1,5% de aumento en términos interanuales. Sin embargo, la llegada de nuevos bebés sigue muy por debajo de los años anteriores y registra caídas del 5,7% en 2020 y del seis por ciento con respecto al mismo periodo de 2019.

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)