La realidad virtual llega a Switch

Sara Borondo
-

Nintendo ofrece una buena toma de contacto con esta tecnología, además de contar con muchas horas de juego

La realidad virtual llega a Switch

El nuevo Labo VR es una propuesta sorprendente que combina la realidad virtual con los videojuegos y la construcción de objetos de cartón. Es el cuarto kit que saca Nintendo en un año con su propuesta de toy-con, los juguetes elaborados con cartón que sirven para su consola Nintendo Switch y que en esta ocasión se centran en que el jugador pueda estar en mundos virtuales y también construirlos. 
Labo VR tiene múltiples formas de divertirse, no todas relacionadas con jugar videojuegos. De hecho, lo primero que hay que hacer es crear los toy-con, los juguetes de cartón en los que se inserta Switch o sus mandos y que se venden en forma de planchas que el jugador debe montar. El proceso es sencillo, relajante y divertido, sobre todo si lo montan los padres junto a los niños, aunque este kit está pensado para mayores de siete años por la realidad virtual. 
El cartucho de juego del kit tiene tres apartados: crear, jugar y descubrir. El primero es el que va enseñando en pantalla, paso a paso, cómo se van creando los toy-con. En este caso el resultado son juguetes que recuerdan en apariencia a, por ejemplo, un elefante, un pájaro, una cámara de fotos antigua, un molinillo o un desintegrador, aunque depende de la versión del kit que se compre (el más básico cuesta casi 40 euros y el más completo casi 80).
La realidad virtual de la consola de Nintendo no llega a la calidad de los dispositivos de PC como Oculus o Vive, ni siquiera a las PSVR de Sony, pero también es bastante superior de la que se puede conseguir con los móviles, de forma que es una experiencia positiva como primer acercamiento a la realidad virtual y las distintas experiencias, conscientes de las limitaciones técnicas, son lo suficientemente tranquilas como para no marear, superando así uno de los principales escollos de esta tecnología.
En el apartado Jugar hay múltiples juegos y minijuegos que van desde hacer frente a una invasión alienígena utilizando el desintegrador a pintar en un lienzo tridimensional virtual con la trompa del toy-con elefante o sacar fotos acuáticas, algunos incluso con opción de dos jugadores. Nintendo recomienda jugar sentado aunque la visión del mundo virtual es de 360 grados. A diferencia de otros dispositivos de VR, en este caso el jugador está sujetando con la mano el visor de realidad virtual, lo que puede llegar a ser cansado para los niños transcurridos cinco minutos pero este hecho no tiene que ser malo puesto que el propio Nintendo aconseja realizar sesiones cortas.