scorecardresearch

Francia completa los cruces de semifinales

EFE
-

Las galas vencen a Países Bajos con un penalti en la prórroga y se medirán a Alemania por un puesto en la final

Francia completa los cruces de semifinales - Foto: EFE/EPA/Peter Powell

Francia se clasificó este sábado para las semifinales de la Eurocopa femenina tras ganar 1-0 en la prórroga a los Países Bajos, que se encomendó a su portera Daphne van Domselaar para mantenerse con vida gracias a un muro que sólo pudo derribar desde el punto de penalti Eve Périsset.

Van Domselaar estuvo a un paso de dirigir a sus compañeras hasta los penaltis. Los Países Bajos, incapaces de generar ocasiones durante todo el partido, aguantaron el chaparrón galo gracias a su guardameta, que una y otra vez frenó las intentonas de su rival. Al final, con cierta incertidumbre por la intervención del VAR, un penalti condenó a la vigente campeona y Francia, por primera vez en su historia en semifinales, se enfrentará a Alemania.

El 'abuso' del conjunto galo fue general, pero sobre todo en la primera parte. Las chicas dirigidas por Mark Parsons sobrevivieron a un acto inicial dominado sin piedad por su rival. Encomendadas a Van Domselaar, salvaron los muebles como pudieron ante la avalancha de oportunidades de Francia.

En total, acumuló hasta cuatro opciones clarísimas que podrían haber decido los cuartos de final. Sin embargo, ninguna de las jugadoras de Corinne Diacre dio en la diana y los Países Bajos se marcharon con vida a los vestuarios.

La más insistente fue la eléctrica Delphine Cascarino. Primero, se encontró con Van Domselaar en un disparo dirigido a la escuadra que salvó la portera del Twente. Y, después, fue un poste de la portería de los Países Bajos el que decidió abortar la intentona de la centrocampista del Lyon.

Entre medias, Sandie Toletti, con toda la portería para ella, mando la pelota a las nubes inexplicablemente. Y, para cerrar la acumulación de ocasiones, fue Melvine Malard quien falló. En esta ocasión, Stephanie van der Gragt, bajo los palos, salvó a su equipo.

Entonces, Parsons decidió mover el banquillo para intentar dar un vuelco a la situación de peligro que vivían constantemente sus jugadores. Tras el descanso, apareció sobre el césped Jill Roord, que sustituyó a Lineth Beerensteyn para buscar más control de la pelota que sí consiguió el conjunto neerlandés.

Y, aunque el incendio se apagó por momentos, Francia, con menos pelota pero físicamente muy superior, gozó de tres opciones muy claras. Dos de Wendie Renard, una en el tiempo añadido, que de cabeza en un par de córneres volvió a probar a Van Domselaar; la otra, en el minuto 86, la protagonizó Grace Geyoro, que tras un centro de Cascarino desde la banda derecha, falló un remate clarísimo que habría dado el pase a su selección.

Los Países Bajos se mantuvieron con vida de milagro y tenían una prórroga por delante para intentar dar la sorpresa. Pero no pudo ser. Un penalti revisado por el VAR cometido por Dominique Janssen sobre Kadidiatou Diani, lo aprovechó Périsset. Eso sí, Van Domselaar, empeñada en fastidiar a Francia, llegó a tocar la pelota. Estuvo a punto de volver a frenar al cuadro galo, pero su palmeo no fue suficiente y la vigente campeona se despidió del torneo.

ARCHIVADO EN: Francia, Países Bajos