scorecardresearch

El Kremlin reconoce errores en la llamada a filas

EFE
-

El portavoz del Gobierno ruso asegura que se subsanarán los casos de movilizados que no cumplen con los "criterios requeridos", como no tener experiencia en el Ejército, sufrir alguna discapacidad o tener familia numerosa

Fotografía de archivo del portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov. - Foto: EPA/MAXIM SHEMETOV / POOL

El Kremlin aseguró hoy que se enmendarán los errores cometidos en los llamados a filas en el marco de la movilización parcial decretada por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, el pasado día 21.

"Efectivamente, hay casos cuando ha habido irregularidades en el cumplimiento del decreto", admitió el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria.

Aseguró que se están subsanando los casos de movilizados que no se corresponden con los "criterios requeridos".

"Confiamos en que aumente el ritmo de corrección de los errores y que todos ellos serán enmendados", subrayó el portavoz.

Según el Ministerio de Defensa, que anunció la movilización de 300.000 reservistas, pueden ser llamados a filas a los soldados rasos que hayan cumplido su servicio militar y suboficiales de hasta 35 años, los oficiales de menor rango de hasta 50 años y los de mayor rango de hasta 55 años.

Sin embargo, se multiplican las denuncias de que se llama a filas a personas que no han servido nunca, con discapacidades, con familia numerosa y a estudiantes, todos exentos de ser movilizados según lo anunciado.

El líder de la república rusa de Yakutia (extremo oriente del país), Aysén Nikoláyev, prometió hoy devolver a casa a más de 120 reservistas "movilizados por error", durante una reunión con sus familias.

Este domingo, el gobernador de la región de Bélgorod, fronteriza con Ucrania, Viacheslav Gladkov, también informó de la suspensión del llamado a filas para 75 movilizados por error.

La presidenta del Consejo de la Federación o Senado de Rusia, Valentina Matviyenko, advirtió de que estos errores son "absolutamente inadmisibles" y subrayó que la reacción negativa de la sociedad a ellos es "completamente justa".

Más de 2.000 personas han sido detenidas en los últimos días por participar en acciones de protesta en decenas de ciudades del país contra la movilización y la campaña militar en Ucrania.