scorecardresearch

21 meses de ausencia

Agencias
-

La visita del Monarca se produce 655 días después de irse a Abu Dabi, país al que se trasladó en una decisión histórica ante la polémica que suscitaron las informaciones sobre sus negocios en el extranjero

Juan Carlos I ha fijado su residencia en los Emiratos Árabes y su intención es venir únicamente de visita.

En una decisión histórica, ante la polvareda que suscitaron las informaciones sobre sus negocios en el extranjero y la apertura por parte de la Fiscalía del Tribunal Supremo de una investigación, Juan Carlos I puso rumbo a Abu Dabi hace 655 días. Un traslado que ayer vivió un punto y aparte, con su regreso a España para pasar este fin de semana entre Galicia y Madrid en compañía de amistades y familiares, y que culminará con su vuelta a Emiratos Árabes el próximo lunes.

Este momento ya se preveía inminente antes de confirmarse oficialmente, después del archivo por parte del Ministerio Público de las causas que le afectaban el pasado 2 de marzo. De hecho, el Emérito comunicó por carta a su hijo Felipe VI cinco días después su deseo de regresar a España tras lamentar «sinceramente» cómo actuó en su vida privada.

La localidad pontevedresa de Sanxenxo es la puerta de entrada escogida por el Soberano para su retorno, la misma por la que abandonó el país el 3 de agosto de 2020 a bordo de un jet privado para evitar que fuera de conocimiento público su destino.

Se marchó con sigilo horas antes de que la Casa Real desvelara su plan tras pernoctar en la casa de su íntimo amigo Pedro Campos, la misma en la que se va a alojar ahora en Sanxenxo.

«Se entra por donde se sale», dijo a sus amigos de regatas una vez que decidió, de forma «meditada», instalarse en Abu Dabi para no perjudicar a su Heredero y actual Jefe del Estado, aunque con el empeño de volver a España cuando lo permitieran las circunstancias.

Así, fueron varios los intentos que Don Juan Carlos hizo por retornar en estos 21 meses. Aunque el definitivo haya llegado ahora.

El primero fue en las primeras Navidades, pero finalmente lo descartó por la pandemia ya que se trata de una persona de alto riesgo.

No fue hasta que la Fiscalía archivó su caso el pasado 2 de marzo cuando se sintió en condiciones de volver y formalizó, en una nueva carta a Felipe VI, su intención de viajar a España, aunque manteniendo su residencia en los Emiratos de forma estable y permanente.

Dos meses y medio después de su misiva, el que fuera jefe de Estado durante 39 años regresa durante cinco días, en un viaje coronado el lunes con el encuentro que mantendrá con su hijo, Doña Sofía y el resto de su familia en el Palacio de la Zarzuela, donde no pernoctará.

Será la primera reunión de padre e hijo desde enero de 2020, cuando coincidieron todos los Borbones en el funeral de la infanta Pilar, la hermana del Emérito.

A sus 84 años, su intención es viajar a España «con frecuencia» para visitar a su familia y amigos y hospedarse en residencias privadas, como comunicó el pasado miércoles la Casa del Rey.

Agasajado por el príncipe heredero de Abu Dabi, Don Juan Carlos vivió inicialmente en un hotel de lujo para mudarse posteriormente a una villa en la que ha llevado una vida tranquila, en permanente contacto con sus amigos y pendiente de la actualidad de España.

«Aquí no molesto a la Corona», señaló para justificar su decisión de ir al país árabe, después de pensar en un primer momento en desplazarse en Portugal, donde transcurrió su infancia durante el exilio de sus padres.

Contacto con la familia

Han sido varias las fotografías del Monarca publicadas desde su marcha. La última de ellas en la pasada Semana Santa, cuando las Infantas Elena y Cristina y sus hijos le visitaron en Abu Dabi.

A finales de año, también trascendió una instantánea con el tenista Rafael Nadal, acompañado de alguno de los empresarios que le han visitado en estos meses.

Al contrario que sus hijas, ni Felipe VI ni la Reina Sofía han coincidido con él durante este tiempo. Sin embargo, en la visita relámpago que el Rey hizo el pasado domingo a Abu Dabi, sí llamó a su progenitor por teléfono, tras lo que ambos se convocaron para un encuentro en Madrid.

El actual Jefe del Estado también contactó con el Emérito en los dos cumpleaños que ha celebrado alejado de España.

Buen aspecto

En lo que respecta al estado de salud de Juan Carlos I, aunque las primeras fotos dejaron entrever un empeoramiento, la vida sosegada y los ejercicios de gimnasia diarios que ha llevado a cabo le han permitido mantener un buen aspecto y adelgazar más de 10 kilos, si bien sigue caminando con una muleta.

En todo momento ha estado asistido por tres ayudantes, cuyos costes ha sufragado Patrimonio Nacional a petición de Felipe VI por su condición de Exjefe de Estado.