scorecardresearch

CSIF se moviliza el 28 de abril por el empleo público

Almudena Morales
-

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha anunciado la concentración frente al Palacio de Fuensalida, en Toledo, por el "abandono y maltrato" que padecen los empleados públicos

Victoria Ortiz y Julio Retamosa - Foto: CSIF

El presidente de CSIF Castilla-La Mancha, Julio Retamosa, ha anunciado la movilización ante el "abandono y dejadez por parte de la Junta de Castilla-La Mancha que sufren los empleados públicos y también por la situación de muchos trabajadores de la empresa privada". Considera que el ejecutivo regional ha cronificado los recortes y carencias a los que se prometió poner fin. 

Según Julio Retamosa, los empleados públicos tienen "derechos congelados desde 2012", con plantillas deficitarias, personal interino despedido en verano y una falta de recursos que se refleja sobre todo en la sanidad y en educación. Lamenta el presidente de CSIF Castilla-La Mancha "una pérdida pérdida del poder adquisitivo que supera el 22% desde 2010, servicios que se externalizan, un aumento de las agresiones…".  

A esta situación, se une la temporalidad y la precariedad de muchos trabajadores de la empresa privada, "con una siniestralidad que continúa disparada, y es que nuestra región es uno de los puntos negros a nivel nacional con 31 accidentes mortales en 2021" una inflación "que no da tregua" y con niveles de paro muy altos "con casi el 30% de la población de la región en riesgo de pobreza y/o exclusión social". 

En cuanto a la carrera profesional ha reclamado que se recupere para los sanitarios, que la tienen "suspendida desde 2012", siendo una realidad que "criticó el presidente regional, Emiliano García-Page, pero que no ha cambiado" y que tiene que ser igual para todos aplicándose también para el resto de empleados públicos. 

Pide además que se "adelgaze la estructura de altos cargos y asesores" que asegura Retamosa, ha aumnetado considerablemente en los últimos años. Ha cifrado en 137 los altos cargos de la Junta, con "más de 9 millones de euros de coste de salarios" y más de 100 asesores con "un sueldo que oscila entre los 50.000 y 68.000 euros al año".

Desde el sindicato reclaman que se abran las negociaciones, puesto que las últimas mejoras en empleo público se remontan al acuerdo firmado con el exministro Cristóbal Montoro, en los años 2017 y 2018. Por eso, lamenta Retamosa que "llevamos tres años sin reunirnos con el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas" puntualizando, eso sí, que han mantenido encuentros con cargos de la Junta, pero por cuestiones relativas a modificación de puestos de trabajo en la plantilla de la Administración autonómica. 

La vicepresidenta de CSIF Castilla-La Mancha, Victoria Ortiz, ha insistido, por su parte, en la importancia de la carrera profesional. Ha reclamado que se abra la puerta al desarrollo de la ley de empleo público de la Comunidad Autónoma de 2011, ya que no permite al empleado público ascender de puesto si no se va a cubrir una jubilación. Señala que supone un "insulto" para los empleados públicos, ya que les "priva de ascenso y expectativas de progreso profesional". Denuncia, además que la ley de medidas complementarias sí recoge el derecho a poder ascender a "aquellos funcionarios que se metan en política". 

En la movilización se procederá  a la lectura de un manifiesto, que se entregará y resgistrará en el Palacio de Fuensalida con la intención de poder mantener una reunión con el presidente regional, Emiliano García-Page. Desde el sindicato, insisten en que "nos sobran las razones para concentrarnos" y que lo harán tantas veces como sea necesario.