scorecardresearch

CLM ha acogido a 2.738 refugiados ucranianos, 1.042 menores

Almudena Morales
-

El dato lo ha adelantado la consejera de Bienestar Social en la jornada 'Diálogos por derechos' en las que se pretende reflexionar sobre las políticas migratorias existentes en España y en el conjunto de la Unión Europea

La jornada se ha celebrado en el Paraninfo de Lorenzana, en la UCLM - Foto: JCCM

Castilla-La Mancha ha acogido hasta el momento a 2.738 personas llegadas desde Ucrania, de ellas 1.042 son menores de edad. De la cifra total, 2.044 ya estarían empadronados en diferentes puntos de la comunidad autónoma. Son datos que ha avanzado este viernes la consejera de Bienestar Social, Bárbara garcía Torijano durante las jornadas 'Diálogo por Derechos' que estos días se está celebrando en Toledo. 

Ha explicado que desde que comenzó la crisis originada por la guerra, en Castilla-La Mancha se creó una comisión específica de atención al conflicto, contando con la colaboración de todos los agentes implicados, con entidades de primera acogida y también con entidades que han trabajado y que siguen trabajando sobre el terreno. Una comisión, "que se sigue convocando" de forma semanal para ver "posibles avances en el conflicto". Ha detallado que son más de 2.000 personas las que han llegado a la región procedentes de Ucrania, de los que la mitad son menores de edad, que "desde el minuto uno han sido escolarizados" y además cuentan con cartilla sanitaria. Ha explicado que se trabaja de forma conjunta con el gobierno de España para impulsar medidas que permitan que puedan seguir desarrollando sus vidas hasta que puedan volver a su país de origen. Y es que ha reconocido que muchas de estas personas están deseando volver, pero que saben que no es el momento por la situación de conflicto en su país, mientras tanto, "seguimos ofreciendo los apoyos para que puedan vivir en nuestra comunidad" y siempre con "todos los derechos cubiertos y todas las garantías". 

Palabras de la consejera en un encuentro que pretende ser punto de reflexión sobre la situación de la migración en el conjunto de la Unión Europea, donde ha reconocido la importancia de trabajar con varios instrumentos que generen un punto de "equilibrio" que alcance una "gestión eficaz y realista" pero que a la vez "sea humana, sea sostenible". Considera que Europa debe ser un receptor de personas migrantes puesto que es un espacio "donde reina la paz y el respeto a los derechos humanos". Además se ha planteado qué tienen que hacer las Comunidades Autónomas, los países y la propia unión Europea, en este tipo de situaciones "complejas" y que seguramente no tienen una "respuesta universal". Considera que tenemos una herramienta muy importante, que es nuestra "ideología", y que el trabajo se debe hacer de forma conjunta entre todas las administraciones, desde las locales hasta las europeas. "Europa nos necesita y nosotros necesitamos a Europa para poner a las personas en el centro de las políticas sociales", ha reflexionado. Desde Castilla-La Mancha "queremos potenciar la solidaridad", ha concluido. 

Migración, un problema de vidas

El presidente de Movimiento por la Paz, Manuel de la Rocha, ha planteado en este "diálogo de la sociedad civil sobre los derechos de migrantes y refugiados" el problema de la migración que llega por el sur. 

Con datos en la mesa, ha explicado que en el año 2021, se han contabilizado 4.016 personas fallecidas en su llegada a Canarias, de esa cifra, al menos 205 serían menores. En el Mediterráneo se han contabilizado 3.200 migrantes. Además ha calculado que en España, hay actualmente unas 500.000 personas que están de forma administrativa irregular, algo que hace que "estén a disposición de las mafias, que estén sujetas a explotación laboral y a la desprotección", por eso, "queremos fomentar que haya una regularización de estas personas como ya hizo el gobierno de Zapatero". 

"El problema de la migración es dramático y las políticas migratorias están condicionadas por las decisiones de la Unión Europea", según ha reflexionado de la Rocha quien además se ha mostrado preocupado por el avance de la extremaderecha en Europa "cuyo objetivo fundamental es impedir la entrada de migrantes". Ha recordado la crisis migratoria de 2015, considerando que Europa no dio asilo a refugiados sirios, además ha citado el acuerdo de la Unión Europea con Turquía para ser un país que retenía a los migrantes. 

Sobre la situación de acogida en España, ha considerado que es "razonablemente positiva", aunque con cuestiones a mejorar. "Somos defensores de la persona migrante y firmemente convencidos de que la migración no es solo un derecho, sino una oportunidad para los países de recepción", ha considerado de la Rocha.