scorecardresearch

Acaba la excavación arqueológica en el Paseo de la Libertad

Redacción
-

El equipo de arqueólogos locales, con la colaboración del Ayuntamiento y Aguas de Albacete, localizó los restos de una treintena de individuos en posición anatómica, entre los que se incluyen varios infantiles y neonatos

Uno de los hallazgos.

Las obras de renovación de las infraestructuras hidráulicas en el Paseo de a Libertad se reanudan tras concluir los trabajos de excavación, que han enriquecido el patrimonio histórico de Albacete.

Aguas de Albacete y el Ayuntamiento de Albacete han recibido la comunicación del servicio de Patrimonio de la Delegación de Educación, Cultura y Deportes de Albacete, en la que da por finalizada la excavación arqueológica en el Paseo de la Libertad, tras seis meses de trabajo después de que en agosto se hallaran unos restos óseos, durante los trabajos de renovación de las infraestructuras hidráulicas, previos a las obras de peatonalización.

Así, tras recibir esta comunicación, se está en disposición de reanudar las obras de renovación de redes de abastecimiento de agua potable y de saneamiento en este tramo, situado a la altura del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, en el que Aguas de Albacete ya ha comenzado los trabajos para adecuarlos al resto de las obras que se están realizando en esta zona y que han continuado adelante durante estos meses.

De nuevo, y tal y como ocurriera con las tinajas halladas en la calle Albarderos de la capital, Aguas de Albacete ha contribuido a enriquecer el patrimonio histórico, artístico y cultural de la ciudad mostrando su total interés y su intensa colaboración para que el pasado de Albacete saliera a luz y fuera conocido.

Durante estos meses, el equipo de arqueólogos locales, con la colaboración del Ayuntamiento y Aguas de Albacete, han localizado los restos de una treintena de individuos en posición anatómica, entre los que se incluyen varios infantiles y neonatos, a los que se sumarían restos óseos localizados en varios osarios.

Además de los restos óseos, también se han recuperado elementos metálicos en bronce que formaban parte del ajuar o de la vestimenta de los individuos inhumados como botones, gemelos, medallas o crucifijos, así como pulseras de pasta vítrea y alfileres provenientes de mortajas.

Los restos encontrados están asociados al antiguo Convento de San Agustín, una edificación que formó parte del entramado urbano de Albacete desde 1576 hasta 1834, momento en el que se desamortizó dicho edificio y el conjunto pasó a albergar la Real Audiencia, germen del Tribunal de Justicia.

En la excavación también se ha localizado una amplia zona de necrópolis, y bajo ésta una serie de estructuras, como muros y pavimentos, que por cronología y ubicación pertenecerían al propio convento o a alguno de los edificios anexos o dependientes de este.

Bajo los niveles de enterramientos se han excavado dos fosas basureros en las que se ha recuperado un volumen alto de material cerámico y fauna, lo que permitirá tener una imagen más clara de los hábitos de vida y alimentación en el convento durante los siglos XVII y XVIII.

Una vez finalizado el trabajo de excavación, el equipo de arqueólogos está inmerso en el proceso de documentación e inventariado de materiales, que nos ayudará a entender mejor cómo era el Albacete de aquellos siglos. Tras esta fase de inventariado, tanto el material cerámico, como los elementos metálicos y los restos óseos serán depositados en el Museo de Albacete, tal y como Aguas de Albacete ya hiciera con las tinajas halladas durante los trabajos de renovación de redes en la calle Albarderos.

Una vez más, Aguas de Albacete ha contribuido a enriquecer el patrimonio cultural, artístico e histórico de Albacete, colaborando en todo momento con Patrimonio, no solo en la comunicación de los hallazgos, si no durante todo el proceso de excavación, documentación e inventariado, y en su futuro traslado al Museo de Albacete.

Sin duda, y pese a la alteración de la programación de las obras, estos hallazgos suponen una gran riqueza, porque contribuirá a conocer mejor la historia de Albacete.