scorecardresearch
José Juan Morcillo

José Juan Morcillo


Células grises

26/01/2022

Qué alegría cuando me dijeron que el cerebro genera neuronas hasta el instante en que se apaga, que eso de que uno nace con un paquete neuronal fijo y de que a partir de cierta edad nos volvemos más lelos y torpes tras quemar miles de millones de esas células grises sin repuesto es un cuento chino. La neurogénesis adulta se desactiva solo al morir, y a lo largo de la vida queda muy dañada con hábitos tóxicos como el sedentarismo, el tabaquismo, el consumo de drogas y alcohol o la contaminación ambiental. Hay que seguir una dieta sana, nos aconsejan, mantener la mente siempre activa y abierta al aprendizaje, practicar deporte y, sobre todo, sexo, sexo continuado, no a rachas ni de uvas a peras, sino a tontas y a locas, porque, al parecer, la jodienda mantenida favorece que el hipotálamo segregue neuronas sanas y fuertes. Esto sí que es investigar y lo demás, pues eso, tristes soledades.
Para los que no pueden o no les apetece practicar deporte, para los que no abren un libro en su desangelada existencia, para los que se echan un pitillo de vez en vez y unos vinitos al día por eso de quitarse los fríos, para los que no catan el jamón sino en festividades señaladas o para los que están expuestos a la polución ambiental que no a la otra, existe un remedio muy eficaz, nos dicen: los nootrópicos, que son potenciadores naturales del sistema cognitivo. El café, el aguacate, el brócoli, los espárragos, las nueces, el cacao, los plátanos o los huevos son nootrópicos que nos permiten estar más atentos, atractivos y rejuvenecidos, más macizorros, vaya.
Ahora todo cobra sentido para mí: si a veces, cuando me hablan, me distraigo con facilidad, me consuela saber que no es por la edad, sino porque no como demasiados huevos ni le doy como debería al plátano y a las nueces; y seguro que alguna carencia nutricional o aeróbica se sufrirá en la RAE para que no se haya incluido aún en el DLE estas dos palabras quincuagenarias pero tan vigorosas aún y tan potenciadoras de nuestra salud física y mental: «nootrópico» y «neurogénesis».