scorecardresearch

Un coche de pasarela

SPC-Agencias
-

El diseñador Paul Smith crea el MINI Strip, un coche único con materiales reciclados y la estructura más sencilla posible

Un coche de pasarela

Paul Smith es uno de los grandes diseñadores de moda británicos. A su extenso curriculum, ahora se une el de diseñar un coche, el nuevo MINI Strip, un vehículo único en el mundo con la sostenibilidad como objetivo. Con esta línea de acción en mente, los responsables de su creación tomaron como base el Mini Cooper SE, variante 100% eléctrica del utilitario premium, que tiene una potencia de 184 CV y una autonomía de 234 kilómetros.

En el proceso dirigido conjuntamente se aplicó el principio de máxima reducción para producir un diseño minimalista y de alta calidad con un atractivo fresco y poco convencional. Numerosos toques inteligentes dotan al exterior del MINI Cooper SE de tres puertas con una estética totalmente única. Los materiales en bruto son una pieza muy deliberada del diseño exterior. Por ello, la carrocería se dejó inacabada sin aplicar pintura de color, sino una fina capa de pintura transparente para protegerla de la corrosión. Las marcas de amolado de la fábrica se han dejado intactas a propósito en los paneles de acero galvanizado para identificar claramente el coche como un objeto funcional y un compañero robusto para la vida cotidiana. Paul Smith también bautizó este efecto de aspereza intencionada como «la perfecta imperfección».

Las secciones de la conocida banda negra de MINI están impresas en 3D a partir de plástico reciclado y sus cualidades materiales básicas se han dejado al descubierto, como los paneles metálicos.

Un coche de pasarelaUn coche de pasarelaEl MINI Strip se mantiene fiel al lema de simplicidad y transparencia» también en su interior, gracias a una reducción radical. Se han omitido todas las piezas de revestimiento (a excepción del salpicadero, la almohadilla superior y la bandeja trasera), convirtiendo la carrocería en el elemento visual dominante del habitáculo. Se ha coloreado en azul, lo que produce un efecto especialmente llamativo. El material básico expuesto y el intenso tono azul confieren al interior un atractivo estético propio; está desnudo pero parece «vestido» al mismo tiempo.

Junto con el diseño geométrico minimalista del interior, el uso de materiales reciclados y respetuosos con el medio ambiente también respalda las credenciales de sostenibilidad del coche. El interior está completamente libre de cuero y cromo, con asientos tapizados en un tejido de punto.

El volante se ha reducido a las funciones más esenciales. Su aro se ha envuelto en cinta de manillar al más puro estilo de las bicicletas de carretera. Tres radios de aluminio conectan el aro con el amortiguador del volante, cuyo revestimiento de malla permite ver el airbag que hay detrás.

Un coche de pasarelaUn coche de pasarelaLa forma sigue a la función en todos los detalles ingeniosos que se han incorporado al Strip. La simplicidad, la transparencia y la sostenibilidad han sido temas centrales del proceso de diseño y brillan en cada aspecto del coche.