scorecardresearch

Sara Carbonero, a corazón abierto

Europa Press
-

Retratada por el artista Adrián Torres, la periodista se 'desnuda' como nunca en su relato más hondo y personal en el número de octubre de la revista 'Harper's BAZAAR'

Tras unos años complicados en los que ha superado un cáncer de ovario y se ha separado de Iker Casillas después de 11 años de amor y dos hijos en común, Sara Carbonero toma las riendas de su vida y, con una serenidad y una luz que transmite que lo mejor está por llegar, abre su corazón para la revista Harper's BAZAAR en su entrevista más íntima y personal.

"Nada de lo que hoy gozas está asegurado para mañana. Cuando aceptas y asumes que todo está de paso, se vive más tranquilo, te llega la calma", asegura la periodista, que por primera vez cuenta, a corazón abierto, cómo se siente en este momento y qué le ha enseñado la vida en estos años: "He aprendido que no se puede controlar nada, por más que queramos pasarnos la vida controlando todo. La vida de un día para otro te cambia, hoy estás aquí, mañana no".

"Estoy muy bien últimamente. Lo que peor he llevado es el sufrimiento, no mío, sino el de lo que más quiero en el mundo, mi familia; el miedo* Tenía ganas de que todo se colocara y marchara bien, que es como está marchando. Lo positivo ha sido eso, que todo sigue, todo va bien", se sincera Sara en el número de octubre de Harper's BAZAAR.

 Sara Carbonero, retratada por Adrián Torres en el próximo número de la revista Harper's Sara Carbonero, retratada por Adrián Torres en el próximo número de la revista Harper's - Foto: CORTESÍA HARPER'S BAZAAR

Después de los rumores que la relacionaron con el artista Adrián Torres el pasado mes de agosto, después de que se filtrase su presunta ruptura con Kiki Morente, por fin descubrimos que, además de una gran conexión, lo que une al ex de Lara Álvarez y a Sara son el espectacular retrato y el mural que el gaditano ha hecho reflejando cinco etapas de su vida. "Él ha captado mi mirada. En el último retrato me siento tal cual, estoy así, en calma", confiesa la periodista, en uno de sus mejores momentos.

Sin pronunciarse directamente sobre su relación con Kiki, la manchega admite que "estoy feliz, estoy conociendo a muchísima gente, estoy en un buen momento, estoy disfrutando". "Ha sido un verano atípico, me he intentado llenar de lo bueno y de personas que me hacen sentir bien", asegura, ¿en clara referencia al cantaor?

Más sincera que nunca, Sara cuenta en las páginas de la publicación que es "de las peores cosas que lleva en la vida": "Yo llevo fatal la mentira, y lo sabe la gente que me rodea. Aunque sea una mentira pequeña, aunque a veces creo que tampoco debe de haber un exceso de sinceridad, ahora que mucha gente dice que 'es transparente', muy bien, pero si no te he pedido opinión* Lo que vayas a decir tiene que mejorar el silencio". "Creo mucho en la confianza y si se pierde, se pierde todo", afirma, dando muchas pistas sobre qué es lo que más valora la nueva Carbonero.

Con las cosas muy claras, la periodista confiesa que "ahora vivo los momentos con mucha intensidad, he aprendido a hacerle caso a las señales de mi cuerpo, a la gente que te aporta y ver a los que no, cuando te quitan un poquito la energía, cuando te suma* Pero no estoy preocupada en absoluto por la imagen que proyecto, no me obsesiona. Ya no".

Una entrevista en la que Sara tampoco pasa por alto su complicada relación de amor-odio con la prensa, ya que es innegable que es una de las celebrities que más expectación despierta. Algo que, admite, lleva bien en la mayoría de ocasiones, aunque "hay momentos en la vida de una persona que ya son bastante complicados como para que ya ni tu imagen ni la gestión de ella te pertenezca". "Eso forma parte de mi vida y lo llevo muy bien, salvo cuando se meten en temas muy, muy personales. Lo mismo me ocurrió con la separación, lo llevé con mucha naturalidad. Las noticias pasan rápido, mañana ya se habla de otra cosa, qué más da, lo importante es el proceso personal que estás viviendo", reconoce.