scorecardresearch

«Ha sido un arranque que ni en los mejores sueños»

Juan Carrizo
-

Entrenador del CP Villarrobledo aseguró que «siempre quieres empezar bien, pero no entra en tus cuentas estar así; es para quitarse el sombrero con los jugadores, pero debemos tener los pies en el suelo»

Miguel Aroca, entrenador del CP Villarrobledo, durante un partido. - Foto: Arturo Pérez

El Municipal de La Virgen de la Caridad ha recuperado sus mejores momentos. El CP Villarrobledo ha pasado dos años duros a nivel deportivo. La pandemia paralizó su primera temporada en la Segunda B, donde las cosas no pintaban muy bien. La situación sanitaria dio la permanencia a todos y eso posibilitó otro año en la categoría de bronce, pero igualmente las cosas no salieron como se esperaba y la campaña fue decepcionante.

De vuelta a la Tercera División, el CPVillarrobledo renovó su plantilla y confió para el banquillo en Miguel Aroca, hombre de la casa, natural de Villarrobledo, que había sido ayudante de Edu Pérez en la anterior campaña.

Y aunque los descensos suelen ser duros de asimilar y cuesta volver a acoplarse a una categoría inferior, el CP Villarrobledo ha arrancado la temporada como un tiro, con buen juego y resultados que están haciendo disfrutar otra vez a su afición. Así fue el pasado domingo, cuando derrotaron con un buen partido al entonces líder del grupo, un CD Quintanar entrenado por el albacetense Carlos Gómez que es otro de los equipos llamados a estar arriba esta temporada.

Lo cierto es que la clasificación por arriba es un pañuelo, toda vez que todavía se han disputado solo seis jornadas, pero los equipos más potentes empiezan a tomar posiciones. «Ya me dicen en el pueblo, con el inicio que hemos tenido y no somos líderes», señala a este diario su entrenador, Miguel Aroca.

El técnico se mostraba satisfecho del trabajo de su equipo frente al Quintanar. «Entramos muy bien al partido y estuvimos muy bien en la primera parte. Aún así cuando ellos tenían el balón era muy difícil quitárselo. Tuvimos varias ocasiones claras y nos podíamos haber ido con algún gol más al descanso. Luego la segunda parte se igualó todo, porque es un equipo muy peligroso y que siempre está metido en el partido, pero nos lo pudimos llevar y mucho contentos».

De momento son cinco victorias y un empate en seis jornadas, un inicio «que ni en los mejores sueños» esperaba Aroca. «Siempre quieres empezar bien, pero no entra en tus cuentas estar así. Es verdad que viendo el trabajo diario de los chavales y ves como se entra y juega en los partidos se explica la situación. Estar todavía sin perder y con solo dos goles encajados es un inicio que ni soñado».

 

(Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna (https://latribunadealbacete.promecal.es))