Paco Mora


La gran barrabasada

31/10/2020

El presupuesto de Cultura ha aumentado en un 25%, pero sigue ignorando a la Tauromaquia. Y ello pese a las promesas del ministro de la cosa, señor Uribes, que, al menos en lo taurino, miente más que defeca y se purga todos los días. Cuando la gente del toro, desesperada y con el horizonte cerrado a cal y canto para ganarse la vida con su profesión, se le echa encima para afearle su comportamiento con el citado sector, promete el oro y el moro para salir del atolladero y después, si te he visto no me acuerdo. Es su norma de actuación con los trabajadores del mundo taurino y la repite con un descaro inaudito, cada vez que tiene un encontronazo con ellos.
El mecanismo de Recuperación de la Unión Europea aportara 5.917 millones de euros extraordinarios a España, de los que 200 irán a Cultura y Deporte y los demás se repartirán entre teatro, cinematografía, arte, arqueología, patrimonio, bibliotecas, archivos y promoción cultural. Y sin embargo, y pese a la amplia panoplia de promesas del ministro Uribes en sus desencuentros con el sector taurino, este queda marginado una vez más, pese a su consideración como Patrimonio Cultural. Ese es el modo de proceder del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, pareja política que tanto monta, monta tanto a la hora de despreciar el tesoro de tradición, así como de riqueza ecológica y cultural que para España significa la multisecular Fiesta de los Toros, con la cría del toro de lidia y la atención a miles de hectáreas de campo.
Hace poco, el señor Uribes sufrió un varapalo popular en nuestra taurina ciudad, y trató de defenderse con promesas que sabe bien que no puede cumplir, porque su compromiso es acosar al mundo del toro hasta su extinción, si le es posible.