Un espacio de encuentro

A.D.
-

La cultura esta en el centro de la celebración del Día de las librerías, con la idea e interés de reivindicar la cercanía, familiaridad y el trato individualizado, así como las relaciones personales que se establecen con los lectores

Librería Popular se acerca al lector con millares de títulos. - Foto: Ví­ctor Fernández Molina

Hoy se celebra en todo del país El día de las librerías, como espacio de encuentro, una  iniciativa impulsada por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal) con la colaboración de la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura del Ministerio de Cultura y Deporte, con el objetivo de valorar el importante papel que ejercen las librerías como espacio de creación en la comunidad.  
Es muy relevante esta jornada, aunque el Informe de Resultados  Conecta sobre Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España en 2018  para la Federación de Gremios, con el patrocinio del Ministerio de Cultura, indique que en Castilla-La Mancha el índice de lectores de libros en tiempo libre era ligeramente inferior a la media nacional, que fue del 61,8% y la comunidad se situó en el 58%. También los indicadores de compra de libros se situaron en una media del 50% y ocho libros, mientras que en Castilla-La Mancha, fueron del 45,6% y 5,9 libros. 
 Es muy relevante para esta conmemoración del Día de las Librerías reivindicar la cercanía, la familiaridad, el trato individualizado y las relaciones personales, algo que está en el día a día de los libreros albacetenses. Así, Verónica Felip, de la sección de Librería de El Corte Inglés, comentó a La Tribuna de Albacete que «estamos encantados, tenemos  muchísimos clientes que son grandes lectores, a pesar de la era digital, siguen apostando por el formato papel, es estupendo, nos piden de todos los géneros, pero a día de hoy, están muy al día las sagas de misterio, que gusta bastante, como las de Javier Castillo, con un éxito tremendo de su trilogía o Carmen Mola, muy recomendable, que a partir de La red púrpura, tiene una gran demanda, como La novia gitana».
Reconoció Verónica Felip que «la novela histórica tiene también mucha demanda y ahí tenemos a Santiago Posteguillo, que gusta mucho. Pérez-Reverte ha sacado dos muy recientemente, Una historia de España y Sidi, pero todo lo que escribe tiene muy buena acogida».
La cercanía y atención personalizada es otra de las señas de El Corte Inglés y, como destacó Verónica Felip, «la verdad es que tenemos clientes que vienen con mucha frecuencia, ya conocemos sus gustos y cuando salen ciertas novedades, ya tienen sus libros guardados. Después de 11 años en Librería, formamos una pequeña familia, atendemos a todo el mundo y claro, en muchas ocasiones conocemos los gustos lectores, pero también siguen entrando, porque los jóvenes se están incorporando al formato libro, hay varias generaciones y retoman mucho la lectura; también los pequeños, la evolución es positiva, tengo la sensación de que mejoramos, las editoriales también hacen una ediciones que llaman la atención, sin duda».    
Acercamiento. Rocío Minaya, de Librería Popular, destacó que esta iniciativa del Día de las Librerías, «la llevamos celebrando varios años y lo que queremos es acercar las librerías a la gente. Parece que tenemos que tener un día para todo y las librerías no podían ser menos, qué mejor que en estos tiempos de venta despersonalizada, crear vínculos, que van más allá de la relación vendedor cliente. Nosotros, de la mayoría de nuestros clientes, sabemos qué gustos literarios tienen y cuando recibimos un libro, incluso, ya pesamos en determinadas personas a las que les gustaría y podemos recomendárselo. Es una apuesta por las librerías de barrio, que crean cultura». 
 Rocío Minaya destacó que hay una gran variedad de clientes, de amigos y distintos géneros, aunque  es verdad que, «por ejemplo, el género policiaco lleva ya unos años de auge, desbancando incluso a la novela histórica. La novela de intriga está en el número uno y nos las suelen pedir mucho, de autores como  Juan Gómez-Jurado, Jordi Llobregat, Dolores Redondo, que creo que seguirán en lo más alto. Ahora mismo también nos piden mucho Sidi, de Arturo Pérez-Reverte, aunque también llegó hace muy poco el último de Eduardo Mendoza, que está pisando muy fuerte, El negociado del yin y el yang».

(Más información en la edición impresa)