scorecardresearch

El transporte frenó la A-31 por el precio del gasóleo

Ana Martínez
-

Más de 300 vehículos, según cifras de los convocantes, formaron una lenta caravana entre La Roda y Chinchilla para denunciar «los constantes abusos» contra el sector

Un momento de la marcha lenta de los transportistas por la A-31. - Foto: Rubén Serrallé

Están dispuestos a continuar con sus piquetes informativos y cantas acciones de protesta sean necesarias hasta que el Gobierno se siente a negociar. Los profesionales del transporte de mercancías por carretera, ajenos a las grandes empresas del sector, salieron ayer con sus vehículos para ralentizar la marcha en la autovía A-31, entre La Roda y Chinchilla de Montearagón, una caravana que marchó de forma muy lenta y que se dejó sentir su malestar a través del sonido de sus cláxones. 

Más de 300 cabinas y camiones, según cifras de la plataforma convocante -100 según estimaciones de la Subdelegación del Gobierno de Albacete- participaron en esta marcha de protesta, convocada en la tercera jornada de huelga indefinida con la que los transportistas autónomos y pequeñas empresas del transporte quieren decir basta a los elevados precios de los carburantes y a los «constantes abusos» a los que se sienten sometidos desde hace muchos años.

«El Gobierno achaca la subida de los carburantes a la guerra en Ucrania, pero es mentira, ahora el precio del crudo está más barato que hace un año», afirmaba ayer Emi Romero, una de las manifestantes de la caravana de los transportistas, que aseguró que mientras el conflicto bélico lleva tres semanas, «nosotros llevamos cuatro años sufriendo una indecente escalada de impuestos sobre el gasóleo» hasta el punto de que, h yo en día, el 68% del precio de los combustibles corresponden al pago de tributos.

Mi Romero regenta Desguaces El Chicho, una empresa con una flota de 20 camiones, seis de los cuales realizan rutas nacionales y el resto provinciales. Según explica, cada uno de estos vehículos consumía hace unos años una factura media de 1.000 euros en carburantes por depósito, un gasto que en estos momentos ha subido casi un cien por cien, alcanzando un promedio de 1.900 euros por depósito. Por el contrario, «el autónomo transportista o la pequeña empresa como la nuestra estamos manteniendo los mismos precios desde hace 10 años».

La marcha de este miércoles por la autovía A-31 partió a primeras horas de la mañana hacia La Roda para recibir a los transportistas que llegaron de otras localidades como Villarrobledo, Barrax y Munera. Tras realizar un descanso por el polígono industrial de Campollano para cumplir con la normativa del ecógrafo, el convoy de cabinas y vehículos pesados continuó la marcha a un ritmo muy lento hacia Chinchilla de Montearagón. 

Además de las localidades ya mencionadas, también participaron transportistas autónomos y pymes de la capital albacetense y de la empresa Pozo trans, de Pozo Cañada, que acudió a la manifestación con sus 50 camiones.

La protesta fue convocada por la Plataforma en Defensa del Transporte de Mercancías por Carretera, una entidad que agrupa a autónomos y pymes que dicen no sentirse representados por el Comité Nacional del Transporte, donde se encuentran las grandes empresas del sector y donde, según sostienen los huelguistas, «no cuentan con los pequeños transportistas».

Otras soluciones. En este sentido, Mi Romero aclara que este paro indefinido no se está realizando exclusivamente por la escalada de precios de los carburantes, sino por los «constantes abusos» que se vienen cometiendo contra este sector. Entre sus reivindicaciones figura que se apruebe el pago máximo a 30 días sin posibilidad de pacto en contra y que se limite la intermediación. También reclaman zonas de descanso más seguras y con más vigilancia, que se prohiba la carga y descarga por parte de los conductores sin posibilidad también de pacto en contra y que se apruebe un decreto ley que limite el tiempo de carga y descarga a una hora.

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)