«El Colegio de Artillería supone una formación científica»

Josechu Guillamón
-

«La Enseñanza Superior Militar de Artillería en 255 años ha promovido a 11.744 oficiales»

El coronel Francisco Morejón Rodríguez. - Foto: E. T.

El coronel, Francisco Morejón Rodríguez, con destino en la Academia de Artillería desde mayo de 2015, ofrecerá esta tarde a las 19 horas, en el Salón de Actos de la Diputación, una conferencia sobre los 250 años de la citada Academia.
¿Por qué surgió la necesidad de crear la Academia?
La llegada de Felipe V al trono, supone un cambio en la estructura de los Ejércitos. Hasta entonces no había ejércitos permanentes, se organizaban con ocasión de las guerras y cuando disminuía la ‘tensión’ se licenciaban las tropas, que eran los llamados soldados de fortuna. El primer Regimiento Real de Artillería se crea, el 2 de mayo de 1710, se compone de hasta 50 compañías (de cien hombres cada una). En 1732 se crea la Inspección de Artillería, que supone que la Industria de la guerra (fábricas de armas y municiones) pase a ser gestionadas por los oficiales del Cuerpo de Artillería. A partir de entonces los oficiales implicados en esa industria requieren una formación científica, por lo que se crean las Escuelas teóricas de Artillería.
Pero la Academia se crea en tiempos de Carlos III.
En 1759 se nombra Rey de España a Carlos III, hijo de Felipe V e Isabel de Farnesio, casado con María Amalia de Sajonia, hija de Federico II de Prusia. Parece ser que por consejo de su suegro, creó en 1745 una escuela de oficiales en Nápoles. A su llegada a España ordena al Conde de Gazola, que era jefe de la Artillería en Nápoles, que organice un Colegio de Artillería. El 16 de mayo de 1764 se inaugura el nuevo colegio, en el Alcázar de Segovia, con una Compañía de 60 caballeros cadetes. 
¿Cuándo se pasa del Colegio de Artillería a la Academia de Artillería?
En 1883 se crea en Toledo la Academia General Militar, que canaliza la Enseñanza Militar con el ingreso de los cadetes en una Academia para el Ejército de Tierra. El periodo de formación en Toledo era de dos años y luego pasaban a se Arma o Cuerpo correspondiente, los artilleros a Segovia. Con la creación de la Academia General Militar todos los centros de enseñanza de oficiales se llaman Academias. El Colegio de Artillería se había trasladado al Convento de San Francisco en Segovia, ya que el Alcázar fue devastado por un incendio el 6 de marzo de 1862. Desde entonces esa es su ubicación. El nombre cambió en 1883 al de Academia.
¿Qué supuso la creación de la Academia?
La creación del Colegio de Artillería supone una formación científica de los oficiales del Ejército. Además los oficiales de Artillería estaban facultados como ingenieros industriales. Los cadetes vivían durante varios años en régimen de internado, con una edad de unos doce años. Los alumnos más distinguidos , al ser promovidos a oficiales, hacían «estudios sublimes», que era una especie de doctorado, en química y metalurgia. Para la realización de los estudios sublimes se crea en 1792 el Laboratorio de Química, junto al Alcázar de Segovia. El director de ese laboratorio será Louis Proust, un químico francés que estableció la Ley de proporciones definidas y constantes que es un fundamento de la química moderna.
¿Cuál es la situación actual de la Academia?
Desde 1975 la Academia de Artillería acoge la Enseñanza Básica de Suboficiales, desde entonces han salido 5.114 sargentos. La Enseñanza Superior Militar de Artillería en 255 años ha promovido a 11.744 oficiales, en 306 promociones.
¿Por qué cree que deberían ir a escuchar su conferencia?
Es conocida la expresión: «El pueblo que olvida su historia es condenado a perder su soberanía».