Los últimos pedriscos se cebaron con el cereal

Redacción
-

Las zonas más afectadas en la provincia son las comarcas de La Mancha y La Manchuela, según la entidad Agroseguro

Campo de cereal afectado por el pedrisco. - Foto: Agroseguro

Desde el pasado 29 de mayo, las tormentas de pedrisco se han dejado sentir de manera reiterada en buena parte de la geografía española. Campos de cultivo de hasta 14 comunidades autónomas han sufrido su violencia, con una superficie siniestrada que, por el momento, alcanza las 135.000 hectáreas. Agroseguro estima una previsión de indemnizaciones para los productores asegurados por encima de los 30 millones de euros, de los que casi 11 millones corresponden a daños por pedrisco en cultivos herbáceos, especialmente cereal de invierno. Los trabajos de peritación se iniciaron una vez se recibieron los primeros partes de siniestro y se han intensificado durante los últimos días en todas las zonas afectadas.

Más de 25.000 hectáreas de Castilla-La Mancha también han sufrido los efectos del pedrisco, y al igual que en el resto de las zonas, la mayor parte –alrededor de 20.000 hectáreas– corresponden a cultivos herbáceos, con especial incidencia en Cuenca, Guadalajara y las comarcas de Mancha y Manchuela en Albacete. Además, los daños se extienden por muchos otros cultivos: viñedo (en especial en la Manchuela conquense), hortalizas, frutales o frutos secos (almendro). Las indemnizaciones estimadas para los productores manchegos asegurados se sitúan en 5,1 millones.