scorecardresearch

Guerra, economía y servicios públicos, claves para nuevo curso

Javier D. Bazaga
-

Los dirigentes políticos de la región se enfrentan a un nuevo ciclo político con una meta clara: las elecciones de mayo de 2023. Contrastarán acciones e intenciones en un entorno de incertidumbre

Guerra, economía y servicios públicos, claves para nuevo curso - Foto: Javier Pozo

La semana pasada, a caballo entre los últimos coletazos del verano y el arranque a medio gas del mes de septiembre, sirvió para que los partidos políticos reunieran a sus cuadros y fijaran las estrategias que van a marcar el nuevo curso político que, siendo uno más, no es uno cualquiera ya que figura en el horizonte la cita electoral de mayo de 2023, y todas las miradas están ya puestas en esa fecha.

Quien más se juega es el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page, porque es el que más tiene que perder: el Gobierno. No obstante, y después de siete años, no se percibe en el Palacio de Fuensalida ningún cambio de ciclo. «Somos muy previsibles y vamos a seguir aplicando las mismas recetas» afirman a este periódico fuentes del Ejecutivo autonómico, que son las de «seguir fortaleciendo los servicios públicos, ayudar a las familias por medio de la transferencia de rentas, e impulsar la economía creando empresas y generando empleo», dicen. «Recetas» que van a primar en un año en el que la incertidumbre va a presidir un otoño y un invierno de turbulencias por la crisis energética. Insisten en que eso les ha llevado a preparar unos presupuestos «serios y responsables» en los que una menor apelación al endeudamiento (de hasta un 70% menos), y el cumplimiento de las recomendaciones para contener el déficit, serán prioridades frente a un previsible «tirar la casa por la ventana», habitual en año electoral.

El debate será económico estos próximos meses, sí, pero en el Gobierno exhibirán la «enorme gestión» que se ha llevado a cabo, y que ha derivado en importantes avances sociales. Reconocen que la gestión de la pandemia «desgastó políticamente a todos los Gobiernos», pero están convencidos de que a día de hoy han salido fortalecidos y «el presidente está muy fuerte», afirman desde la sede del Gobierno regional. Tanto que en estos meses van a «pisar el acelerador» para mostrar esa gestión, sobrealimentada ahora en determinados ámbitos por la llegada de los fondos europeos.

Guerra, economía y servicios públicos, claves para nuevo cursoGuerra, economía y servicios públicos, claves para nuevo curso - Foto: Javier PozoTodos tienen en mente esa cita de mayo, y a estas alturas «no hay dudas» en las candidaturas a las principales ciudades de la comunidad por parte del partido que sustenta al Gobierno, y «en Castilla-La Mancha tampoco hay dudas» señalan las mismas fuentes, que destacan la «calidad de la cantera» que tienen en el PSOE. Sí reconocen que la marca del partido «está muy tocada a nivel nacional», pero se agarran a la «marca propia» que tiene Emiliano García-Page, y que «ha sabido adaptarse al terreno».

«Desde el Gobierno mantendremos las mismas recetas que estos 7 años, fortalecimiento de los servicios públicos y más empresas y empleo»

En el Gobierno saben que una alianza entre PP y Vox podría arrebatarles el puesto, «no hay que descartarlo». Con todo, creen que precisamente «la debilidad del PP está en dejarse contaminar por Vox», y apuntan a que la experiencia en Castilla y León servirá de «antídoto» para otras plazas como la nuestra. En el partido que sustenta el Gobierno van un poco más allá y afirman que «el PP no es alternativa de nada» en Castilla-La Mancha.

Así, gestión rigurosa y responsable, moderación en las políticas y avances sociales serán las claves sobre las que el Ejecutivo afrontará estos próximos meses, y no ocultan que llegan de las vacaciones enchufados y «con las pilas cargadas» para afrontar este periodo.

El PP y su 'alter ego'. Por su parte, en el PP van a continuar con su estrategia llevada hasta el momento, centrada en el aspecto económico y tributario. Seguirán reclamando a cada oportunidad una bajada generalizada de impuestos, que ya han hecho en casi un veintena de ocasiones en las Cortes regionales.

Guerra, economía y servicios públicos, claves para nuevo cursoGuerra, economía y servicios públicos, claves para nuevo curso - Foto: Javier PozoPero su oposición pondrá el punto de mira especialmente en la figura de Emiliano García-Page para intentar «demostrar su cobardía» que dicen muestra ante «su jefe», Pedro Sánchez. «Page se acobarda ante Sánchez y no es capaz de materializar los titulares que suelta en los medios» aseguran desde la dirección del partido, por lo que manifestarán especial empeño en demostrar las «incongruencias y cobardía» que ven en su actitud frente al líder nacional.

Por lo demás, reconocen que el curso político es «importante» ante esas elecciones del próximo mes de mayo. Rechazan cualquier sorpresa en la candidatura regional. Es más, ven como un auténtico espaldarazo a Paco Núñez la próxima celebración de la Interparlamentaria del PP en Toledo, que presidirá Alberto Núñez Feijóo, con toda la plana mayor del partido. Lo comparan con la 'bendición' que ofreció el líder nacional en junio a Moreno Bonilla justo antes de las autonómicas andaluzas, tras las que el PP se hizo con la mayoría absoluta en aquella comunidad. En este sentido, el objetivo para la formación está en «elegir a los mejores para las alcaldías», en una apuesta por el municipalismo que tratarán de exhibir con esa filosofía de candidatos pegados al terreno y pisando la calle. La próxima Navidad es el horizonte para definir el total de las candidaturas, aunque ya se está en «conversaciones oficiales» con la Dirección Nacional del partido, deslizan, con un 60% de ellas ya prácticamente definidas.

«En el PP no queremos hacer ninguna revolución, queremos una evolución de la comunidad con políticas que beneficien a todos los ciudadanos»

Sobre sus opciones frente a las urnas lo tienen claro: «aspiramos a gobernar en solitario», según afirman las fuentes consultadas, aunque no ocultan que Vox está en el radar toda vez que, en febrero, Castilla y León abrió la puerta a la formación de Abascal para entrar en las instituciones. Es la única forma a día de hoy, y según las encuestas que se manejan, de que el PP se pueda hacer con la Presidencia de la Junta. Sin embargo, aseguran que hablar de posibles pactos con Vox en Castilla-La Mancha a nueve meses de que se abran las urnas «es hacer política ficción». No será hasta llegado ese momento cuando se paren a reflexionar sobre esa posibilidad, pero insisten en que «no antes de que se abran las urnas». Aspiran por tanto, con no poca ambición, a replicar el resultado obtenido por Juan Manuel Moreno Bonilla en Andalucía, y que tienen como principal exponente de ese «cambio de ciclo» que afirman se inició con la victoria en Madrid de Isabel Díaz Ayuso en mayo del año pasado.

Desde la formación que dirige Paco Núñez subrayan que el objetivo último es hacer que la región evolucione y camine hacia delante con una «política tranquila y de moderación». «No queremos hacer ninguna revolución, queremos una evolución de la comunidad con políticas que beneficien a todos los ciudadanos», indican.

Guerra, economía y servicios públicos, claves para nuevo cursoGuerra, economía y servicios públicos, claves para nuevo curso - Foto: Javier PozoEl gran reto de CS. El partido de Ciudadanos afronta por su parte uno de los periodos más cruciales de su trayectoria, en pleno proceso de «refundación», donde la formación 'naranja' tendrá que dilucidar aún sus liderazgos. También en Castilla-La Mancha, con su coordinadora regional Carmen Picazo como figura más visible del partido en la comunidad, aunque sus estatutos recogen un proceso de primarias que aún se tiene que celebrar. Todo indica que se debaten entre la desaparición y la irrelevancia.

Aún así, desde la dirección regional mantienen una idea clara de lo que quieren para Castilla-La Mancha y aseguran que «Ciudadanos se va a presentar fuerte» en mayo, para seguir ofreciendo ese «espacio liberal y de moderación» que dicen han mantenido en estos años frente al bipartidismo. Lamentan que las Cortes se hayan convertido en una «burbuja» para la política, por lo que ahondarán en señalar los incumplimientos del Gobierno y los problemas enquistados como el agua, el fracaso escolar temprano o la natalidad. También quieren que el foco se ponga en los jóvenes o la educación. «Vamos a ser valientes y a decir las cosas como son» aseguran fuentes de la formación, convencidos de que «los problemas tienen solución, pero hay que tener voluntad». Reconocen que la economía será uno de los pilares de este curso en «un otoño e invierno difícil».

«Ciudadanos se va a presentar fuerte. Vamos a ser valientes y a decir las cosas como son. Hay soluciones, pero hay que tener voluntad»

Mantendrán el tono propositivo de esta legislatura pero conscientes de que «no existen recetas mágicas, no somos ingenuos», y confían en poder explicar sus propuestas a los ciudadanos. En su haber tienen la gestión que han desarrollado en importantes alcaldías como Albacete o Guadalajara, gestión que las encuestas no traducen en votos. «Muchas veces se vota contra algo, y no a favor» reflexionan bajo el prisma del reciente resultado en Andalucía, aunque se muestran seguros de que «hemos hecho un buen trabajo y en las municipales tendremos buenos resultados». «Que Ciudadanos esté en las Cortes es una buena noticia» indican las mismas fuentes, que insisten en poner al ciudadano en el centro de sus políticas: «aquí quien tiene que ganar es Castilla-La Mancha», resumen.

Otros. En cuanto al resto de formaciones políticas, no parece que partidos como Izquierda Unida o Podemos vayan a dar la batalla por diputados en las Cortes toda vez que siguen dirimiendo sus posibles alianzas. La opción de 'Sumar' no parece haber convencido a toda esa izquierda «a la izquierda del PSOE», que sigue sin una identidad y referencia reconocible en Castilla-La Mancha.

Lo mismo le ocurre a Vox, que no tiene una figura más allá de Santiago Abascal que pueda enarbolar y defender sus ideas en el ámbito regional, más allá del ruido que pueda llegar de Madrid a nivel nacional. Sin embargo, todo apunta a que sí podría llegar al parlamento regional escorando el centro político hacia la derecha, lo que podría tensionar los siguientes periodos de sesiones a tenor del discurso que ofrecen. «Si hubiera estado Vox en las Cortes, una ley como la de diversidad sexual no se habría aprobado por unanimidad» reflexionan en el Gobierno, que no descartan que los de Abascal se puedan hacer con una cuota en las Cortes.

Así, a falta de nueve meses, todos están ya concentrados en la línea de salida a la espera del pistoletazo que de inicio a una carrera de fondo que será el camino hacia las urnas. Se pulen los argumentarios y se afilan las palabras para una batalla que parece se librará desde la moderación, aunque no faltarán los momentos de tensión. Es un curso político más, pero no es uno cualquiera, y eso marcará la política regional de los próximos meses.