scorecardresearch

"Merecemos respuestas"

Agencias
-

El Real Madrid exige responsabilidades tras los altercados en la entrada del estadio de la final en París

Un grupo de policías en uno de los accesos al Stade France de Saint Denis. - Foto: EFE

El Real Madrid pidió ayer responsabilidades y exigió respuestas a través de un comunicado oficial tras los numerosos altercados acaecidos en los aledaños del Stade France que sucedieron antes del inicio de la final de la Lica de Campeones ante el Liverpool.

El partido comenzó con media hora de retraso tras varios incidentes, entre ellos problemas con numerosas entradas falsas -en gran parte en la afición del Liverpool- y también con numerosos atracos y agresiones violentas por parte de varios individuos que se acercaron al recinto para aprovechar la acumulación de hinchas.

«Ante los lamentables hechos» -narra el comunicado- que tuvieron que sufrir sus aficionados antes y después de la final de la Champions del pasado sábado 28 de mayo debemos saber «cuáles fueron las razones» para elegir el Estadio de Saint-Denis y que se «depuren responsabilidades».

El conjunto blanco mostró su enfado «ante los lamentables hechos que tuvieron en las inmediaciones e incluso en el interior del propio estadio» y para salir «en defensa» de los seguidores que fueron «víctimas» de lo sucedido.

Tanto los aficionados merengues como los del Liverpool sufrieron ataques y robos antes y después del choque por lo que parecían ser bandas organizadas, sin que funcionasen las medidas de seguridad desplegadas para el evento.

«Queremos saber cuáles fueron las razones que motivaron esa designación de la sede de la final y qué criterios se tuvieron en consideración teniendo en cuenta lo vivido ese día», advirtió el club que preside Florentino Pérez.

El 14 veces campeón de Europa reclamó «respuestas y explicaciones que determinen quiénes fueron los responsables que dejaron desasistidos e indefensos a los aficionados», recalcando que sus seguidores tuvieron «un comportamiento general en todo momento ejemplar».

«Entendemos que lo que tenía que haber sido una gran fiesta del fútbol para todos los aficionados que asistieron al partido derivó en unos sucesos desafortunados que han provocado una profunda indignación en todo el mundo», añadió la entidad madridista.

Mala imagen

También subrayó que se pudo «ver con claridad en las reveladoras imágenes que han ofrecido los medios de comunicación» como muchos de los aficionados que se desplazaron a París «fueron agredidos, acosados, atracados y robados con violencia». «Unos hechos que tuvieron lugar también cuando circulaban en sus coches o autobuses temiendo por su integridad física. Algunos de ellos incluso tuvieron que pasar la noche en el hospital por las lesiones recibidas», aseveró.

«El fútbol ha transmitido al mundo una imagen muy alejada de los valores y objetivos que siempre debe perseguir. Nuestros seguidores y aficionados merecen una respuesta y que se depuren las responsabilidades pertinentes para que situaciones como las vividas queden erradicadas para siempre del fútbol y del deporte», sentenció el Real Madrid.

La UEFA anunció el pasado lunes que ha encargado la elaboración de un informe independiente para arrojar luz sobre lo que sucedió en los momentos previos a la final y la falsificación de muchas entradas que bloquearon los tornos.