scorecardresearch

Paco Ureña se muestra confiado con la cita en Madrid en mayo

Pedro Belmonte
-

Paco Ureña se muestra confiado con la cita en Madrid en mayo

Paco Ureña en la Feria de Albacete. - Foto: Rubén Serrallé

Ser independiente en el mundo del toro, tiene sus pros y sus contras, tal y como está organizado el mundo del toro, con grandes casas que controlan, plazas, toreros y en muchos casos, también ganaderías. Paco Ureña ha optado por un apoderado independiente acorde con su manera de concebir el toreo y su mundo, por lo que le están pasando la factura reglamentaria, quedándose fuera de dos plazas importantes en las que debía estar por méritos propios, como son Valencia y Castellón. No se pusieron las cosas fáciles para poder entrar en Madrid, plaza de la que también es triunfador reciente, y decidió encerrarse en solitario con seis toros, una apuesta arriesgada, pero que demuestra la confianza que tiene en sí mismo y la mentalización para una tarde como será la del 21 de mayo. El torero ha conversado con La Tribuna de Albacete explicando las razones que llevaron a esta encerrona.

«Es una apuesta fuerte, pero ha sido la mejor forma de hacer nuestro San Isidro, ya que era la única forma de poder ir a Las Ventas de una forma acorde a lo que queremos. Todo parte de la complicación para la contratación y la buena disposición para solucionar esto por parte de la empresa y nosotros, ha llegado a esto. Serán distintas ganaderías y ahora mismo no te puedo decir cuales serán, ya que mi apoderado Juan Diego y el equipo están trabajando en el campo para sacar seis toros y yo me he desvinculado del todo de este tema. Gracias a Dios hay mucho toro en el campo y seguro que saldrán seis toros con la categoría que hay que darle a Madrid y a su afición y por supuesto a todos los seguidores míos», dijo.

No serán del mismo hierro. «No hay ahora en el campo una corrida completa para Madrid, pero toros sueltos sí, por lo que se ha decidido que sean toros de distintas ganaderías. Parte del motivo para hacer este evento ha sido el que ya se habían cerrado carteles con las ganaderías en las que deberíamos haber estado anunciados y por lo tanto no era viable, así que llegamos a este acuerdo la empresa y nosotros».

Ser independiente hace pagar un peaje. «La independencia tiene sus pros y sus contras lógicamente y estoy muy feliz de poder trabajar con el equipo que estoy trabajando, con mi apoderado y con todo el proyecto que hay encima de la mesa y vuelvo a decir lo que he repetido en ocasiones, donde nos d en las condiciones para torear, allí estaremos y donde no nos las den, pues no estaremos, siempre acorde con lo que se haya hecho en la plaza».

Parecen acostumbrados los toreros a sufrir las injusticias de despacho. «Esta es una profesión en la que cada uno tiene sus propios intereses y lo que uno debe saber es que camino quiere seguir, como quieres hacer las cosas y si hablamos de injusticias, pues las hay, pero ¿dónde no las hay? Creo que existen en casi todas las profesiones y siempre digo que las carreras de los toreros no son todas iguales y hay que aceptar las cosas como vienen, estar feliz y tranquilo y hacer tu camino que es lo importante».

Se mostró igualmente satisfecho con sus actuaciones recientes en Méjico. «Hemos toreado tres corridas de toros allí y ha habido días en que no han embestido mucho los toros, ya que las ganaderías de allí no tienen la regularidad que tienen las de España y es difícil que salten toros buenos, pero he tenido la suerte de poder cuajar dos toros a gusto y me encuentro feliz de poder seguir creciendo como torero y siguiendo mi camino».

Nos habla de lo próximo. «Creo que la siguiente aquí es el 10 de abril y tenemos cuatro o cinco cosas antes de San Isidro y volveremos otra vez a Méjico, en fin, muy contento», terminó apuntando el diestro.