scorecardresearch

«Tengo la necesidad de fusionar clásicos con músicas actuales»

A. Díaz
-

La Caseta de los Jardinillos acoge hoy un concierto de Diana Navarro. La malagueña, con raíces albacetenses, es una artista en constante evolución y prepara un nuevo trabajo discográfico. Fusiona copla, flamenco o zarzuela con los géneros de hoy

Diana Navarro - Foto: D.N.

La Caseta de los Jardinillos abre hoy sus puertas, a las 21 horas, para un concierto muy especial de Diana Navarro, en el marco de la Feria de Albacete. La artista comentó a La Tribuna de Albacete sus sensaciones ante este reencuentro con su público. 

Viene, prácticamente, a su casa. 

Pues sí, porque mi madre es de Albacete, toda mi familia materna y  cada vez que vuelvo a Albacete, para mí es una emoción tremenda porque es momento de reencuentro y de poder celebrar con mi segunda madre, que es Albacete, todo lo bueno que me está dando mi trabajo.  

Su último trabajo discográfico, Inesperado, es de 2019, ¿planea ya  el regreso a los estudios para una nueva grabación?

Pues sí, porque estoy en el teatro con la obra En Tierra Extraña, donde doy vida a Concha Piquer, y voy a hacer un trabajo dedicado a la Piquer, a la copla y la transición de lo que yo he hecho con las coplas y estoy en plena preparación.

Un espectáculo con el que nos visitará pronto. 

Pues sí, porque volver a Albacete es siempre una alegría y venir ahora  como cantante y dos semanas después, como actriz, al Teatro Circo, me parece un auténtico regalo. Siempre estoy agradecida a Albacete, pero con este tipo de gestos, estoy muchísimo más agradecida porque Albacete me apoya en todos los proyecto que emprendo.  

Además de esa espléndida voz, ¿el secreto del éxito puede venir de ese atrevimiento con la fusión de distintos géneros y el acierto con los resultados?

Bueno, a mí me gusta muchísimo la música y lo que hago es poner todo el cariño y toda la dedicación para ofrecer lo mejor de mí en cada proyecto que emprendo. Me gusta muchísimo la música, como te digo, y no tengo prejuicios a la hora de interpretarla y creo que eso hace que a mi público le guste la variedad y la sorpresa a la que se enfrentan cada vez que escuchan uno de mis discos.  

De la copla a la electrónica y de paso, otros géneros. 

Intento fusionar temas clásicos con ritmos más actuales para que la gente joven puede acercarse a este género que  no debe perderse, que es cultura de nuestro país.  

¿Fusión y atrevimiento para que no se perciba como algo que es ajeno, la copla, el flamenco, incluso la misma zarzuela. 

Claro, porque sobre todo, la copla estuvo relacionada con una época muy triste de nuestras vidas, que fue la dictadura y cuando se llevó a cabo la transición, la copla fue relegada a un plano muy lejano. Gracias a Martirio o Carlos Cano, empezó a recuperarse el respeto por este gran género y yo he seguido su estela porque creo que la copla es cultura de nuestro país, memoria histórica sonora de nuestros mayores y creo que merece la pena que los jóvenes escuchen esta música que tanto nos ha enseñado.  

¿Cuesta acercar un género tan español a los jóvenes?

Creo que la gente joven está cada vez más interesada. En la obra de teatro estoy viendo constantemente como viene gente muy joven y se emociona con la historia y en mis conciertos, igual, eso me hace muy feliz. Poco a poco, la gente se da cuenta que la copla es un género muy valioso, tanto musical como poéticamente hablando.  

En Encrucijada, de su álbum Inesperado, hace una versión trap.

Así es, tengo la necesidad de fusionar los clásicos con las músicas más actuales para que lleguen a la gente joven. En De la Piquer a la Navarro, que así se llamará el próximo disco, habrá una transición, de coplas clásicas de la Piquer, fusionadas con ritmos más actuales como a mí me gusta hacer, como te decía, para acercar a la gente joven. 

¿Qué nos tiene preparado para este concierto en la Caseta de los Jardinillos, en plena Feria?

Tengo preparado un repaso por las coplas de siempre y los temas más emblemáticos de mi discografía. Entonces, va a ser un proceso muy interesante, esa transición, que ya estoy llevando a cabo De la Piquier a la Navarro, para que se vea la evolución de las coplas que se han escuchado en el siglo XX y que se escuchan ahora con mi voz, en el siglo XXI.  

¿Ha cambiado mucho desde No te olvides de mí hasta Inesperado  o este nuevo trabajo que prepara?

Pues la verdad es que sigo teniendo la misma ilusión y el respeto por el público, que es para mí importantísimo, para poder dar lo mejor de mí cada día. Es verdad que los años pasan, porque No te olvides de mí, en enero van a hacer 18 años y desde que iba a la Harka Manchega a cantar mis coplas, han pasado ya 28 años, que son los que llevo cantando. Bueno, ahí está la madurez lógica con el paso de estos años, pero  con muchas ganas de seguir trabajando y ofrecer lo mejor de mí.  

¿Esa constante evolución es fundamental para ese éxito cosechado año tras año? 

Yo creo que sí. Como comentaba, el respeto que le tengo al público y la pasión por mi trabajo, son fundamentales. Se trata de ofrecer lo mejor de mí, sin encasillarme, investigando cada género que voy a abarcar, para hacerlo a mi manera y que llegue al público que me sigue. 

Incluso el soul tiene cabida en esas propuestas.

Sí, en el último villancico que hice, sí era un poco soul, porque me parecía una manera muy bonita de poder colaborar con el coro gospel y de hacer una canción de emocionase a la gente, por lo mucho que se echa de menos cuando estás fuera de casa. En mi caso siempre estoy viajando y cuando llego a mi Málaga o a mi Albacete, me emociona mucho. 

¿Un verano muy intenso?

Sí, gracias a Dios, un verano muy intenso. Ya hemos retomado la obra de teatro En Tierra Extraña y sigo con los conciertos y, por supuesto, estaré contentísima de estar en la Caseta de los Jardinillos, que es para mí un talismán y dos semanas después estaré en el Teatro Circo, así que soy tremendamente feliz. Seguimos con la gira, con los conciertos, con la obra y con el disco.