La Iglesia aumenta su servicio social y sus beneficiarios

Redacción
-

La Memoria anual de la Conferencia Episcopal Española, recientemente presentada, refleja más voluntariado y agentes en hospitales y en cárceles, más labor pastoral laica y misionera y más declaraciones de la renta a su favor

En el 2017, el número de parroquias distribuidas a lo largo del país se elevaba a 23.021. - Foto: Rubén Serrallé

La Conferencia Episcopal Española (CEE) presentaba la Memoria anual de actividades de la Iglesia Católica en España de 2017. La actividad económica de ese año se declaró en 2018, y el resultado de la Asignación Tributaria se conoció definitivamente a mediados del pasado mes de mayo. Ya con los resultados definitivos, como es habitual, la Iglesia hace memoria de los dones recibidos y del servicio prestado con ellos. Lo hace por el compromiso adquirido con la sociedad, por convicción en la oportunidad de la transparencia, y por su disposición a anunciar que sus puertas están abiertas, para servir y amar en todo momento.
 En lo que es la ayuda se pone de manifiesto que la aportación de la sociedad española a la Iglesia Católica, a través de la Asignación Tributaria, creció en el ejercicio fiscal 2017 (campaña 2018) manifestando la alta valoración de la sociedad española hacia esta labor. Tanto el número de declaraciones a favor de la Iglesia, 51.658, como el importe total asignado a este fin, 11.386.328  euros, se vieron incrementados. El ritmo de crecimiento de esta cantidad se acelera, pasando de un aumento del 2,82% en 2016, a un 4,4% más en la última declaración de la renta.
Además, durante 2017 creció el número de familias en misión en el extranjero (536), el número de entidades religiosas de laicos (12.988) y el número de parroquias (23.021) por la apertura en nuevas zonas de desarrollo urbano.

 

(Más información en edición impresa)