scorecardresearch

Pintarán libros en la escalera del Santuario de Tobarra

G. González
-

La asociación Club de los Libros Perdidos recupera la idea de dibujar todos los escalones del acceso al Santuario de la Encarnación

Imagen de la escalera que será dibujada con portadas de libros - Foto: G. G.

La Asociación Cultural Club de los Libros Perdidos de Tobarra pretende recuperar la actividad que quiso llevar a cabo en abril de 2018 consistente en pintar los escalones de la escalinata de acceso al Santuario de la Encarnación desde la Plaza de España, con el título de un libro en cada escalón y que no realizó «por distintos motivos», según explica la presidenta, María del Carmen Callado. La principal idea de esta asociación es la de fomentar la lectura en la localidad, a la que se une con esta iniciativa la de «rescatar del abandono, zonas del pueblo que necesitan ser restauradas o que no se utilizan como es el caso de esta escalinata».

Universidad del Líbano.  La idea surgió hace cuatro años tras la contemplación de una imagen de unas escaleras de un jardín de la Universidad de Balamand del Líbano, y también ante el estado de deterioro «permanente» de la escalinata de acceso secundario y no utilizado del Santuario de la Encarnación que, por aquellos meses fue arreglado a instancias de la propia asociación, siendo alcalde Pío Bernabéu. Lo que se va a hacer, según explican desde la asociación «es pintar cada peldaño con el título y colorido de un libro, con el fin de que se asemeje a una enorme biblioteca, que le de un tono cultural al entorno que, sin duda, podría convertirse en un lugar de visita obligada del municipio». Para tal fin se pretende que distintos colectivos del municipio y personas particulares interesadas «procedan a pintar, cada uno su propio escalón, con su libro preferido y el nombre del autor del mismo».  Desde la asociación se quiere poner en marcha un listado para incluir el nombre de los colectivos o personas que quieran participar. María del Carmen Callado, que es autora de un libro (La voz de los días), explica que la asociación ha venido realizando desde 2015 y hasta que se interrumpió a causa  de la pandemia del coronavirus, «diversos actos culturales con el fin principal de fomentar la lectura y, por ello, con la entrada de cada estación, se fueron organizando siembras de libros, actividad que consiste en dejar volúmenes en los lugares más insospechados, para que un nuevo lector se lo lleve a casa para leerlo y que lo vuelva a sembrar una vez leído, o en la siguiente acción programada por nuestra asociación. Una vez que podamos volveremos a recuperar también esta iniciativa».