scorecardresearch

«El TC español es una referencia para República Dominicana»

Josechu Guillamón
-

El presidente del Tribunal Constitucional dominicano ofreció una conferencia en la Universidad de Castilla-La Mancha

«El TC español es una referencia para República Dominicana» - Foto: José Miguel Esparcia

El magistrado presidente del Tribunal Constitucional dominicano, Milton Ray Guevara, ofreció ayer  la conferencia Los derechos fundamentales bajo el prisma de la Constitución dominicana en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

¿Sobre que versa la conferencia?

Mi conferencia versa sobre los derechos fundamentales, la visión de la constitución dominicana, que ha consagrado una serie de derechos fundamentales novedosos, en su versión del año 2010, porque actualmente rige la reformada de 2015, pero esa sólo se reformó en lo referente a la elección presidencial.

¿Su Constitución es muy diferente a la española?

Hay un aspecto que debe ser esclarecido y es que en la Constitución dominicana todos los derechos son fundamentales, no es el caso de España, donde están delimitados aquellos que son fundamentales. En la República Dominicana todos los derechos que tiene la Constitución son fundamentales y la lista que tiene no es limitativa, sino enumerativa, de manera que, además de tener esa ampliación de los derechos fundamentales, se han establecido las garantías que no existían en Constituciones adicionales y se ha hecho un paso importante, porque hemos incorporado derechos civiles y políticos, económicos y sociales, derechos deportivos y culturales y derechos ecológicos. De manera que hay una amplia gama de derechos que tienen su configuración constitucional y además los mecanismos para asegurar la vigencia de los mismos, como la tutela judicial efectiva, el debido proceso, el habeas data, el habeas corpus o el amparo.

Ha sido un avance para República Dominicana

República Dominicana ha tenido un avance extraordinario, en el ámbito de los derechos fundamentales, habida cuenta que tradicionalmente, hasta la Constitución de 2010, se hacía énfasis en los derechos civiles y políticos, que eran propios de la tradición liberal del siglo XIX, pero evidentemente como la nueva Constitución del Estado dominicano ha proclamado el Estado social y democrático de derecho, eso suponía que esos derechos de tercera generación y los derechos económicos y sociales tenían que desarrollarse con mayor profundidad, versus los derechos civiles y políticos, que si bien se conservan no respondían a la inquietud y a la preocupación de justicia social y lucha contra la pobreza que supone el Estado social y democrático, en un país que eufemísticamente, como se decía, está en vías de desarrollo. Hemos aprendido enormemente de España, ya que en esa constitución de 2010, dos juristas españoles hicieron un excelente trabajo, Pedro González-Trevijano, actualmente juez del Tribunal Constitucional español y Arnaldo Alcubilla que es otro jurista español. Hemos tenido, en el caso de la UCLM una entidad académica, que ha jugado un rol extraordinario a través de sus profesores y de su apoyo a máster y a diplomados que se han realizado en toda la República Dominicana. Esta casa, esta alma mater representa mucho para el Tribunal Constitucional dominicano y para todos los juristas de nuestro país. 

¿Qué le parece la situación del TC español en el que por fin se ha llegado a un acuerdo para su renovación tras muchos meses de retraso?

No tengo opinión en ese sentido, lo que si tenemos es una excelente relación con el Tribunal Constitucional español. Nosotros somos un TC muy joven y siempre hemos estado de la mano y hemos recibido un apoyo sincero, entusiasta y vigoroso del TC español, a través de su antiguo presidente, el magistrado Pascual Sala, el magistrado Francisco Pérez de los Cobos y ahora Juan José González Rivas. Hemos tenido una comunicación maravillosa, una cooperación extraordinaria y lo que esperamos es que todo salga bien colaborando con el TC dominicano, porque han sido un ejemplo. 

Además el TC español ocupa la secretaría permanente de la Conferencia Iberoamericana de la Justicia Constitucional y eso es sumamente importante, porque ahí están los TC de 22 países y eso permite que esa acción del TC español, sus sentencias y su forma de hacer las cosas, permee en mucha medida en lo que hacemos en Iberoamérica. El TC dominicano fue anfitrión en la X Conferencia Iberoamericana, que se celebró en Santo Domingo y ahora lo será de la XIV, que se celebrará en Punta Cana.

¿El Tribunal Constitucional español es una referencia para ustedes?

El TC español es una referencia para República Dominicana y también para otros muchos países de la Conferencia Iberoamericana cuya secretaría permanente, como he dicho, tiene el TC español.