scorecardresearch
Francisco J. Martínez

CARTA DEL DIRECTOR

Francisco J. Martínez


La tormenta perfecta

27/03/2022

Está el ambiente un tanto revuelto, con varios sectores de la ciudadanía en pie de guerra porque, o bien no les salen las cuentas o intentan expulsarlos de la sociedad. Los primeros son los transportistas y agricultores, que pasaron de héroes en la pandemia a villanos de «ultraderecha» para el Gobierno, aunque buena parte de los españoles apoyen sus reivindicaciones. La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana menospreció al colectivo y llegó a un acuerdo con los transportistas que no estaban en huelga, lo que se tradujo en la continuación de la huelga a día de hoy. Es de sentido común que si alguien quiere resolver un conflicto hay que sentarse con la otra parte, no con un tercero. Al albur de las protestas de los transportistas, los agricultores también se echaron a la calle y, si los que producen y los que transportan están en huelga, los habitantes de las grandes ciudades mal lo pueden pasar.
Por otra parte, están aquellos a los que desde los despachos quieren expulsar de la sociedad: cazadores, pescadores, taurinos, criadores de perros... El pasado domingo quedó de manifiesto que no se trata de una minoría al acudir medio millón de personas a la manifestación por el mundo rural en Madrid. Se demostró que la España rural quiere continuar con su modo de vida, sin las imposiciones que desde el Gobierno los lobbys animalistas quieren establecer.
El Gobierno tiene que atender diversos frentes y ha perdido la movilización de la calle y este clima puede ser el principio del fin para un Pedro Sánchez que tiene que dejar a un lado el postureo de las fotografías y ponerse a gestionar por el bien de todo el país.