scorecardresearch
Fernando Lussón

COLABORACIÓN

Fernando Lussón

Periodista


El estado del vaso

22/10/2022

El vaso se puede ver medio lleno o medio vacío, según el punto de vista que se adopte. Si el centro de la observación es Pedro Sánchez se puede afirmar que tiene un grave problema de cara al futuro más inmediato, porque los socios parlamentarios le van a hacer pagar caro su apoyo a los Presupuestos, porque una de las principales apuestas de futuro, la planta de baterías de Volkswagen en Sagunto pende de un hilo o porque haya habido que cambiar el proyecto del MidCat por el BarMar para la interconexión energética de España con Francia y el resto de Europa, o porque la renovación del CGPJ todavía no está resuelta  

Sin embargo, el vaso se puede ver medio lleno. Que Bildu y ERC hayan decidido no presentar una enmienda a la totalidad a los PGE es el primer paso para que las cuentas públicas acaben aprobadas. El apoyo de EH Bildu siempre es complicado, pero se cuida de relacionar las cuentas con asuntos identitarios y pone el acento en cuestiones sociales para competir con el PNV. El caso de ERC es distinto y siempre trata de introducir alguna cuña que le permita avanzar en la desjudicialización del procés y para ello demanda una vez más la modificación del delito de sedición, que beneficiaría a Carles Puigdemont, si finalmente le entrega a España la justicia suiza. El Gobierno se pone de perfil y por una parte dice que es preciso adecuar ese delito a la formulación que tienen otros países europeos, pero al mismo tiempo afirma que no cuenta con los votos necesarios para que esa modificación se pueda aprobar en el Congreso. Y ERC sabe que tumbar los presupuestos –los actuales pueden ser prorrogados- también tendría una onda expansiva en los presupuestos catalanes. En un caso y en otro hay voluntad de seguir negociando. 

La planta de baterías de Volkswagen está muy relacionada con la aportación pública que realice el Gobierno con los fondos europeos Next Generation Sería un fracaso monumental que no llegara a construirse, pero Pedro Sánchez ha indicado ya que existen ayudas adicionales que pueden arbitrarse a través de las comunidades autónomas y mediante otros recursos del Estado.  Como en todo proceso negociador cada una de las partes pone sobre la mesa unas peticiones máximas que luego pueden matizarse o pactarse. El Gobierno se juega mucho en este envite y debe poner todo de su parte para que no fracase el proyecto.  

Seguramente habrá quien vea en el proyecto del 'tubo' para gas e hidrógeno verde entre Barcelona y Marsella un triunfo en exclusiva del presidente francés Emmanuel Macron, que se oponía a la conexión gasística a través del MidCat, que tendría que atravesar los Pirineos, un proyecto parado que generaba mucha oposición entre los ciudadanos de los lugares que atravesaba, aunque contaba con el apoyo de Alemania. Sin embargo, el nuevo proyecto concita menos reservas inicialmente y tiene el mismo efecto, que España deje de ser una isla en materia de energía y que tiene posibilidades de ser considerado una infraestructura susceptible de ser financiada por la Unión Europea.  Si a eso se añade que el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo da bandazos en materia energética en sus reuniones con sus pares europeos, Sánchez tiene un colchón de seguridad en eta materia.  

Y la renovación del CGPJ parece que está al caer. Luego cada uno contará el proceso como le convenga y al criterio de los demás quedará ver si el vaso ha quedado medio lleno o medio vacío.