scorecardresearch
Paco Mora

Paco Mora


Haberlos, haylos…

13/11/2021

Del Rey abajo ninguno, el labrador más honrado García del Castañar era el titulo de la primera obra literaria que leí en mi vida, recomendada por don Santiago Renard, mi profesor de Literatura de la Academia Cedes, ubicada en la Plaza de la División Azul o Blue División como decían los cursis. Es a aquel profesor  a quien posiblemente deba mi eterno interés por la letra impresa y en consecuencia la intensa dedicación de toda una vida al periodismo. 
Estaba en cuarto de Bachillerato, y a partir de aquel librito de tapas amarillas de la Colección Austral, que puso toda la literatura universal al alcance de los críos de mi edad, a cambio  de renunciar a la «una cincuenta» que nos daban las madres para el cine dominical, conocí muchas obras de los autores rusos, incluida Las Almas muertas de Nicolai Gogol. Aunque reconozco que mi favorito, entre todos los literatos de la Unión Soviética, fue Alejandro Kuprin.
Pero a lo que íbamos; ahora, pasados tantos años y tanta vida, es cuando mejor comprendo el argumento de mi primer encuentro con la literatura.  Lo de «del Rey abajo ninguno» es para mí ya axiomático y a García del Castañar lo sigo buscando a estas alturas, aunque sí he conocido muchos labradores y trabajadores del campo y la ciudad honrados a carta cabal. «He subido a Begoña y he preguntado /si es que ha habido algún hombre que muera amando/ mujeres a millares, hombres no ha habido», decía la letra de una cancioncilla popular en mi adolescencia…
Cambiando el amor por la política, respecto a la honestidad de los políticos actuales, ya sean de izquierdas, de derechas o mediopensionistas, resultan menos del diez por ciento los españoles que contestan que «haberlos, haylos»… Eso sí, con muchos puntos suspensivos.