Jornada de las letras con la mejor música

A.D.
-

El Salón de Plenos del Museo Municipal acogió la entrega de los trigésimo terceros premios de Poesía y Cuento 'Barcarola', que incluyó un recital de Amancio Prada

Los directores de ‘Barcarola’ posaron con los premiados, autoridades y patrocinadores. - Foto: José Miguel Esparcia

El Salón de Plenos del Museo Municipal acogió la jornada de las letras albacetenses, con uno de los premios literarios más prestigiosos del país. Barcarola entregó sus galardones de Poesía y Cuento en su trigésimo tercera edición, en un acto presentado por Raquel Cortijo, con presencia de la concejal de Cultura en funciones, María Ángeles Martínez, así como el diputado en funciones de Asistencia Técnica, Luis Miguel Atiénzar, entre otras autoridades, y que incluyó en su segunda parte, un recital del compositor y  cantautor Amancio Prada, que escogió un ramillete de  sus grandes temas. 
La gala, que contó con las intervenciones de los codirectores de Barcarola, Juan Bravo Castillo y José Manuel Martínez Cano, incluyó la presentación del libro Sin noticias de Liliput, de Rafael Camarasa, ganador del anterior certamen de Poesía, así como la entrega de los premios 2019, la trigésimo tercera edición de la  revista literaria que patrocina el Ayuntamiento y la Diputación de Albacete, contando también con la colaboración de la Fundación Globalcaja.
En la modalidad de Poesía, la ganadora fue Ana María Garrido Padilla, natural de Alcorcón, con El ruido transparente y en la de Cuento, el ganador fue el albacetense Anselmo Gómez Carrión, con Una ciudad pequeña.  
Juan Bravo Castillo dijo «que todas las ediciones de los premios son distintas, el tiempo pasa pero quedan los gestos y eso es positivo; un premio no es solo llegar, hay que consolidarlo y eso creo que hemos logrado hacerlo. En esta edición, los dos galardones son muy interesantes, el relato es muy rompedor, y el poemario es novedoso, dentro de la línea de poesía actual».
José Manuel Martínez Cano destacó que «la revista cumple 40 años y es una nueva edición del premio con la ilusión de siempre y con dos ganadores excepcionales, no muy conocidos para el gran público pero sí reconocidos en la excelencia y luego, un gran colofón con Amancio Prada, con una gran trayectoria y sobre todo apoyándonos, ya desde 1982».
La gala incluyó la presentación de Sin noticias de Liliput, de Rafael Camarasa. El autor explicó a La Tribuna de Albacete que el poemario «es un libro donde el personaje protagonista, que puede ser el autor o no, hace un recorrido vital. Llega a mitad de su vida, por decirlo así, mira hacia atrás y ve el pequeño país de las grandes cosas, que simboliza Liliput, los sueños, lo que ha perdido y, desde el punto donde está se desnuda y hace una reflexión sobre lo imposible de regresar». El escritor apuntó que «mi poesía creo que es clara, está dentro de esa línea, no es muy rebuscada pero creo que, con una aparente sencillez, detrás, trato de decir cosas y estos es difícil conseguir».
(Más información en la edición impresa)