scorecardresearch

La Concejalía de Cultura y Cultural están en Mercartes

Redacción
-

Esta edición está marcada por la decidida apuesta de reactivar las artes escénicas

Participantes en Mercartes - Foto: Ayuntamiento

El vicealcalde y concejal de Cultura, Vicente Casañ, y el director gerente del Consorcio Cultural Albacete, Ricardo Beléndez, participan estos días en el 9º Mercado de las Artes Escénicas (Mercartes), un foro bienal en torno a las artes escénicas y la música, organizado en Valladolid por la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (Faeteda) y la Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales, (La Red) de la que forma parte Cultural Albacete.

Esta edición de Mercartes está marcada, sin duda alguna, por la decidida apuesta de reactivar las artes escénicas, "Albacete no vive al margen de esta decisión, sino que compartimos la prioridad de relanzar las artes escénicas y musicales, para que recobren su pulso, tras los duros momentos vividos por las restricciones impuestas por la situación sanitaria", ha explicado Casañ.

Durante el largo año y medio que dura ya esta pandemia, las administraciones públicas, en Albacete han sido el Ayuntamiento de Albacete y el Consorcio Cultural Albacete, han mantenido abiertos los teatros y auditorios desde el momento en que sanitariamente fue posible, con importantes restricciones de aforo que hacían inviable económicamente esta actividad, "pero esta apuesta -ha indicado Casañ- ha dejado patente que la cultura es un servicio público, igual que la sanidad o la educación, y que debía mantenerse en activo".

"Superadas las restricciones de aforo y desde la convicción de que la cultura es segura, se el horizonte es esperanzador", ha recalcado el vicealcalde. En esta misma línea, el director gerente de Cultural Albacete ha coincidido en señalar el valor que tiene para los responsables de la programación cultural conocer de primera mano qué se está haciendo en todas las disciplinas escénicas y aventurar las producciones que se avecinan para la nueva temporada, así como intercambiar experiencias y opiniones sobre hacia dónde deben dirigirse los teatros y auditorios públicos.

Desde la Concejalía de Cultura se ha puesto especial interés en las propuestas culturales de calle, para llenar de actividad los nuevos espacios peatonales de Albacete, de cara a la puesta en marcha de un plan para su dinamización.

El 9º Mercado de las Artes Escénicas ha reunido a más de 1.500 profesionales, que han podido conocer una amplia oferta cultural a través de las 139 entidades, que han estado presentes en los 126 expositores, en los que se ofrece un completo escaparate de todo el hecho escénico, desde la creación misma, pasando por la producción, distribución, exhibición técnica y servicios.

Durante su estancia en el 9º Foro Mercartes, el vicealcalde y concejal de Cultura y el gerente de Cultural Albacete, han tenido ocasión de mantener encuentros con el presidente de la Federación de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza, Jesús Cimarro, así como con protagonistas del hecho artístico, como el actor Josema Yuste, que estará en Albacete abriendo la programación teatral de la Feria de 2022, en el Teatro Circo; o con las distribuidoras de teatro y danza, que traerán hasta Albacete espectáculos como el de Jesús Carmona, Premio Nacional de Danza, o a la actriz Blanca Portillo.

Urge un cambio legislativo

Además de conocer la oferta cultural actual en todas las disciplinas, el Foro Mercartes sirve de puesta en común e intercambio de experiencias entre los gestores de teatros y auditorios, algo vital, sobre todo en un momento tan complejo como el que se ha atravesado por la Covid-19.

En la jornada de hoy, con la que se clausura esta feria cultural, se expondrán los resultados de la Mesa Mercartes, del Proyecto Niebla y del Estudio sobre el Impacto de la Covid-19 en las artes escénicas.

Según ha explicado Ricardo Beléndez, existe una coincidencia en la necesidad de acometer una reforma urgente del sistema legal, porque en el sector cultural se aplican infinidad de normativas, sin tener en cuenta las particularidades de las artes escénicas y musicales, que pueden llegar a constreñir la actividad en los escenarios. Entre otras reformas, indican, sería necesario modificar la Ley de Contratos del Sector Público, pues sus requerimientos complican la actividad cultural.

Estos cambios legales, apuntan los profesionales de la gestión cultural, se hacen necesarios para augurar un mejor futuro a la actividad escénica y musical, algo fundamental, "porque en este año, se estima que la recaudación en las taquillas ha caído en 350 millones, entre los escenarios públicos y privados", ha indicado Beléndez, quien ha considerado necesario que a la actividad cultural no se le apliquen las normativas propias de los establecimientos de ocio, sino normas específicas adaptadas al hecho cultural.